Un total de 43.278 pacientes estaban pendientes de ser operados a 30 de junio de 2021 en Castilla y León, 391 más (0,9%) que hace tres meses, con una espera media para ser intervenido que, sin embargo, ha bajado en 23 días respecto al trimestre anterior, al pasar de los 152 días a los 129 actuales.

De a cuerdo a los datos publicados ayer viernes por la Consejería de Sanidad relativos a las listas de espera sanitarias en la comunidad, esta reducción de la demora media responde al “progresivo desbloqueo de los circuitos quirúrgicos y de las zonas de reanimación en el periodo considerado”, ha destacado la Junta en un comunicado.

De este modo, el balance de datos referidos a las listas de espera del segundo trimestre de 2021 en los hospitales de Sacyl refleja una ligera mejoría en los resultados en comparación con los primeros 90 días del año, tanto en las demoras medias de consultas externas como en las de pruebas diagnósticas y cirugías.

Los datos revelan que tanto la progresiva reapertura de quirófanos como la mayor capacidad organizativa en consultas y pruebas, debido al descenso de la presión de la pandemia entre abril y junio, ha tenido su reflejo en los registros de listas de espera.