La Junta impulsa la candidatura de Castilla y León para crear un centro de incubación de proyectos aeroespaciales

Más de medio centenar de empresas y entidades relevantes del sector, entre ellas, las cuatro universidades públicas, avalan la propuesta

Las universidades públicas de Castilla y León avalan la candidatura. En la imagen, el campus de Zamora adscrito a la USAL

Las universidades públicas de Castilla y León avalan la candidatura. En la imagen, el campus de Zamora adscrito a la USAL / E. F.

T. S.

La Consejería de Economía y Hacienda impulsa, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), la candidatura de Castilla y León para la creación de un Centro de Incubación de Proyectos Aeroespaciales (BIC) promovido conjuntamente con la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). En el momento de la presentación de la candidatura, la comunidad autónoma cuenta con 55 empresas y entidades relevantes del sector, entre las que destacan las cuatro universidades públicas, la red de centros tecnológicos, centros de relevancia como INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad), Centro de Láseres Pulsados (CLPU) y Centro de Supercomputación SCAYLE. Además, la región cuenta con empresas de gran prestigio en el ámbito aeroespacial -ALTRAN, ECOSAT, DEIMOS, ACITURRI, SAFRÁN, TELEFÓNICA, INDRA o GMV-, entre otras implantadas en el territorio autonómico que también han querido apoyar la iniciativa y otras como SENER que, sin tener centro de trabajo en Castilla y León, ha querido impulsar también este proyecto. Se suman además startups relacionadas con nuevas tecnologías.

¿Qué es la incubadora de proyectos en Castilla y León?

Se trata de un proyecto de implantación regional cuya sede principal estaría en el Parque Tecnológico de León, aprovechando la inercia en el desarrollo de iniciativas relacionadas con el sector aeroespacial y las sinergias con otros organismos. En función de los proyectos que se puedan acoger a la iniciativa no se descartan otras sedes, como el Parque Tecnológico de Boecillo (Valladolid), junto a la Unidad de Astrobiología UVA CSIC, donde también numerosos organismos y empresas relacionados con el sector desarrollan su actividad.

Para las startups, el programa aportará una remuneración económica de 50.000 euros dedicados al desarrollo de su actividad, además de un paquete de medidas de asesoramiento, formación y evaluación de sus capacidades, espacios que constituirán un destacado impulso para estas compañías emergentes. Estas acciones se financiarán por la ESA y el ICE, con un 50 % cada uno.

Las corporaciones y entidades que han suscrito su carta soporte a esta candidatura aportarán igualmente apoyos y recursos de altísimo valor técnico para la validación y prueba de las tecnologías propuestas por la startups. Asimismo, la suma de todos los recursos permitirá acelerar los proyectos de este ámbito surgidos en Castilla y León, así como atraer otros de fuera de la Comunidad que vean en este programa una oportunidad de desarrollo futuro.

La ESA lleva impulsando este tipo de centros en todo el territorio europeo desde 2003 para inspirar y trabajar con los emprendedores, convirtiendo las ideas de negocio conectadas al espacio en empresas comerciales de nueva creación. Hasta ahora, en España ha habido dos sedes: en Barcelona desde 2014 y en Madrid desde 2015. La convocatoria actual para el periodo 2022-2024, la ESA, en colaboración con CDTI, contempla tres centros en España a los que optan las candidaturas.