Agentes de la Policía Nacional detuvieron la pasada semana, en el marco de la operación 'Carlanca', a un menor de 16 años en una localidad próxima a Valladolid, como presunto autor los delitos de acoso sexual utilizando las redes sociales a una menor de edad y posesión de pornografía infantil

Según informaron hoy fuentes policiales, la operación se inicio a raíz de una denuncia interpuesta en septiembre del 2020 en la comisaría del distrito de Delicias de Valladolid por la madre de una menor de tan sólo once años de edad, al contactar la niña con un usuario de una conocida red social muy utilizada por menores de edad, en la que se hizo pasar por una niña de la misma edad

La madre, tras comprobar un cambio repentino en el comportamiento de la niña, le cogió su teléfono móvil y pudo observar que la niña había mandado archivos en los que aparecía desnuda, por lo que denunció los hechos. La Policía Nacional comprobó los hechos denunciados, donde el presunto autor se ocultaba tras un perfil anónimo que respondía al nombre de una chica seguido de un número. 

Los investigadores, a pesar de que la víctima había borrado las conversaciones, las imágenes y la aplicación de su terminal móvil, lograron recuperar las conversaciones mantenidas entre la menor y el presunto autor de los hechos. Además, comprobaron que éste se hacía pasar por una niña de once años y tras ganarse la confianza de la menor, consiguió que le mándese una foto en la que aparecía con el torso desnudo, a raíz de lo cual le pide más archivos en los que aparezca desnuda bajo la amenaza de publicarla y difundirla entre sus seguidores, a lo que finalmente accedió la niña por miedo a que cumpliera sus amenazas. 

Los agentes iniciaron la investigación por un delito de 'acoso con intención sexual utilizando las redes sociales a una niña menor de edad. Así, tras más de seis meses de indagaciones, consiguió identificar el domicilio de conexión desde el que se accedía al perfil utilizado por el autor de los hechos, ubicado en una localidad próxima a la ciudad de Valladolid. 

Tras solicitar el pertinente mandamiento judicial de entrada y registro domiciliario para posteriormente analizar los distintos ordenadores, dispositivos y teléfonos móviles, se identificó plenamente al autor de los hechos, tratándose de un menor de 16 años, por lo que se procedió a su detención, al encontrar claros indicios de su autoría en el teléfono móvil del que era usuario, así como varios archivos con contenido pornográfico infantil.

El presunto autor reconoció en su declaración ser el creador del perfil investigado y de las conversaciones mantenidas con la menor, resultando no conocer a la menor de nada y habiéndose tratado de solo un juego para él