La escritora salmantina Pilar Fraile recibió ayer el Premio de la Crítica de Castilla y León, convirtiéndose así en la primera mujer que obtiene este galardón en la que es su décimo novena edición, por lo que se lo ha dedicado “a todas las mujeres que lo están intentando, que lo siguen teniendo difícil”. “Todavía queda mucho camino por andar”, advirtió la escritora al recibir, en la semana de la Feria del Libro de Valladolid, este premio, que entiende “como signo de que las cosas están cambiando”, y que desea que suponga que las escritoras venideras “empiecen a tener las mismas oportunidades”.

Tras enumerar varios datos que muestran el desajustado reparto de premios literarios entre hombres y mujeres en los últimos tiempos, Fraile pidió que se tenga en cuenta también la diferencia entre clases sociales, apuntando que además “la pobreza se ceba más con las mujeres”.