El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, que participó en la IV Feria Nacional para la Repoblación, Presura de Soria, en un diálogo junto a la presidenta de la Fundación Maragatería, Elena Pisonero, defendió la “apuesta decidida por la natalidad” en la lucha para la despoblación. Casado ha reconocido que la despoblación no es un problema solo del país, aunque ha incidido en que España cuenta con un 42 por ciento de territorios despoblados frente al uno por ciento en Francia o el siete por ciento de Alemania.

En cuanto a las medidas para frenar la despoblación, se ha referido a las ayudas a los jóvenes para que puedan independizarse, servicios públicos en el medio rural, infraestructuras, apoyo al campo y la actividad rural como la caza o la pesca un plan digital, sostenibilidad medioambiental, fiscalidad y burocracia baja con tarifa plana para autónomos en el medio rural y teletrabajo. Casado ha confiado en la “libertad de la gente” para emprender en el entorno rural.

Asimismo, Casado, criticaba ayer que el Gobierno plantee que los españoles no cojan el avión a aquellos destinos que estén a menos de dos horas y media y después su presidente, Pedro Sánchez llegué a Soria desde Madrid en helicóptero y recorra la ciudad con una caravana de 12 vehículos blindados “contaminantes”.

Casado, que coincidió ayer con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Feria pidió “coherencia y que la clase política se deje de meter en la vida de la gente”.