La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de España, Ione Belarra, exponía ayer que desde el Gobierno transformarán “absolutamente” el modelo de atención a la dependencia durante los próximos dos años, con una inversión de 2.100 millones para pasar de un diseño residencial a la atención domiciliaria, que será “clave” crear empleo y fijar población en el medio rural.

Belarra participó en una mesa redonda dentro de la IV Feria Nacional para la repoblación de la España rural, Presura20, junto a la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu; el presidente de la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico en el Congreso de los Diputados, Juantxo López de Uralde; y el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte. “Este es un tema central y el Gobierno de España lo tiene claro”, dijo, para indicar que las inversiones previstas con los fondos europeos están sobre la mirada de lo rural, aunque “costará revertir décadas de retraso”. La ministra se congratuló porque se ha roto la “exclusión mediática” de aquellos territorios que sufren despoblación y el “abandono sistemático desde hace décadas”, y aseguró que siempre apostaron por una política pública transversal hacia los pueblos.

Ione Belarra defendió que los fondos europeos constituirán “una herramienta clave para revitalizar el medio rural” y desde su departamento lo harán “revolucionado absolutamente el sistema de cuidados en España” sobre empleos de calidad y estables, frente a la situación actual, en la que se carga la asistencia sobre los “hombros” de las mujeres, o las trabajadoras a domicilio, con empleos precarios. “Es clave para el medio rural, porque permitimos a las personas mayores quedarse en sus casas y habrá trabajos estables, empleo que no se puede deslocalizar y estable y de calidad”.

Por su parte, la vicepresidenta y la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, aseguraba que ha llegado el momento de actuar para transformar el medio rural en un territorio lleno de derechos y oportunidades, una tarea que destacó se ha convertido en una prioridad para el Gobierno de España, pero también para el conjunto de la sociedad. Ribera, que clausuraba la IV Feria Nacional para la Repoblación de la España Rural (Presura) en el espacio coworking de El Hueco de Soria, sostuvo que debe pasar a la historia lo que Andrés Rodríguez-Pose denominó la España de quienes no importan. “Todos importamos”, dijo y añadió: “Todos debemos ser ciudadanos de primera” y ser “igualmente dignos” en situaciones diferentes, porque con “audacia”, “innovación” y “capacidad creativa”, están incluso por encima de lo que los “ojos miopes” de “pequeños rincones urbanitas” son capaces de ver.