El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, subrayó ayer que la negociación con las organizaciones sindicales del nuevo decreto de la regulación del teletrabajo de los empleados públicos de la Junta está “bastante” avanzada, por lo que confió en que una vez finalice se pueda iniciar la tramitación administrativa para que a lo largo de 2021 haya una aprobación de esa norma. Un decreto que, a su juicio, será una nueva herramienta, “más posibilista” y que dará mucha capacidad en la gestión del día a día en el trabajo de los empleados públicos.

Ibáñez reconoció que, en la actualidad, se está en plena negociación con los sindicatos para “completar” todos los extremos del futuro decreto.