El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, animó ayer a las empresas integradas en la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis) a aprovechar las nuevas ayudas convocadas por la Junta y destinadas al sector agroalimentario para adquirir maquinaria y equipos. Mañueco realizó esta propuesta durante su reunión de ayer con los responsables de Vitartis, con cuyo presidente, Pedro Ruiz Aragoneses, ha coincidido en la importancia que este sector, considerado prioritario y estratégico, tiene para el empleo y el desarrollo rural de la comunidad.

Durante la reunión, Fernández Mañueco recordó que, dentro del objetivo de la Junta de Castilla y León de impulsar el crecimiento, la modernización y la transformación digital de la industria agroalimentaria, acaba de publicarse en el Bocyl una nueva convocatoria de ayudas por un importe total de 27 millones de euros, destinada a apoyar las inversiones para compra de maquinaria y de equipos.

Actualmente, Vitartis cuenta con 112 socios (98 empresas + 14 socios tecnológicos, entre ellos las universidades, centros tecnológicos y el ITACYL), a los que hay que sumar otras 16 empresas adheridas. En su conjunto, las empresas de Vitartis facturan 4.530 millones de euros, lo que representa más del 40 por ciento del sector, y dan empleo a 13.000 personas.

Por su parte, el presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis), Pedro Ruiz, reclamó al jefe del Gobierno autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, que “apoye decididamente la concesión de ayudas directas a las empresas del sector agroalimentario, con el fin de garantizar la eficacia de las mismas para acelerar la recuperación de la actividad económica en la comunidad”. Ruiz Aragoneses aseguró que “para lograr una pronta recuperación del país y especialmente de nuestra comunidad, es imprescindible que la inyección de los fondos europeos que va a recibir España llegue a las pymes agroalimentarias.