El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado este lunes que será "en los próximos días" cuando la comunidad administre al menos la primera dosis de la vacuna contra el COVID a todos los mayores de 80 años, tras una "ralentización" en varias provincias que se verá corregida por la reciente recepción de 92.000 unidades de Pfizer.

En una rueda de prensa convocada en Salamanca para presentar un proyecto de investigación contra el cáncer, Mañueco ha considerado que es "lógico" que en estos momentos haya "más ansiedad de lo normal" en torno al proceso de vacunación contra el COVID, por la aspiración de conseguir pronto la inmunidad "personal y de grupo", por lo que ha demandado "más dosis" con las que acelerar la campaña.

Aunque ha reconocido que por razones demográficas y de una mayor presencia de profesionales sanitarios en provincias como Salamanca el proceso de vacunación ha manifestado diferencias en la vacunación de los mayores de 80 años, el presidente ha asegurado que "se va a equiparar en los próximos días" entre los diferentes territorios de la comunidad.

Mañueco ha asegurado que Castilla y León está "siempre en los puestos de privilegio" de las clasificaciones de uso de vacunas y de inmunización de personas desde que comenzó el proceso en enero: "no paramos ni un solo día", ha remarcado en referencia a las jornadas de vacunación que acaban de realizarse en Semana Santa.

"Lo que necesitamos son vacunas", ha resumido el presidente, convencido de que el dispositivo diseñado por la Consejería de Sanidad es capaz de asumir la administración de más dosis, por lo que ha insistido en demandar más cantidad y agilidad en las próximas semanas.EFE