El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, anunció ayer que en las próximas horas la Consejería de Sanidad y el Sindicato de Enfermería Satse llegarán a un acuerdo, que permitirá la desconvocatoria de la huelga entre el 22 y el de 25 marzo, con el aumento “progresivo” de los sueldos de los enfermeros para que estén en la media del conjunto de las comunidades autónomas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Igea no dio más detalles del acuerdo que se firmará con Satse pero subrayó que las demandas del sindicato son en, gran parte, “justificadas”. Además, recordó que el personal de Enfermería lleva un año, desde de la declaración del estado de alarma por la pandemia del COVID, con una gran dedicación, esfuerzo y capacidad de sacrificio. “Entendemos que es justo que esto sea reconocido en el acuerdo”, significó.

Satse había anunciado para ayer una concentración frente a la Consejería de Sanidad, en Valladolid, para protestar por las condiciones laborales y retributivas que padecen las enfermeras de la comunidad y exigir su mejora. Finalmente, en vista del próximo acuerdo con la Junta, se desconvocó esa manifestación. El sindicato considera que las enfermeras y enfermeros de la comunidad tienen las retribuciones más bajas de España.