Las asociaciones de amigos del pueblo saharaui de las provincias de Burgos, León, Salamanca, Segovia y Valladolid iniciarán el próximo 10 de marzo una caravana humanitaria por la que llevarán un total de 24 toneladas de alimentos básicos no perecederos, material médico y hospitalario al pueblo saharaui.

La iniciativa cuenta además con la colaboración de varias instituciones castellanoleonesas, a las que la delegación saharaui de Castilla y León agradece el esfuerzo, en una iniciativa que supone "un gesto de gran importancia" para el pueblo saharaui, porque con la donación se aliviarán "en gran medida" las carencias y falta de recursos de este pueblo ante la reanudación de la lucha armada el pasado 13 de noviembre, después de que Marruecos "rompiese el alto el fuego y violase los acuerdos de paz mantenidos bajo los auspicios de las Naciones Unidas".

Desde la delegación saharaui de Castilla y León recuerdan que el pueblo saharaui lleva "45 años en el exilio", viviendo en condiciones muy difíciles debido a "el abandono del Gobierno español" en 1975 y la posterior ocupación de su tierra por parte de Marruecos, lo que obligó al pueblo saharaui a "vivir desde entonces de la ayuda humanitaria que procede del extranjero" y que en este 2020 se ha visto mermada debido a las restricciones impuestas a consecuencia del COVID-19.

Por todo ello, la delegación saharaui de Castilla y León aprovecha su comunicado para hacer un llamamiento "a todas las instituciones de la comunidad, así como a los medios de comunicación, sindicatos y partidos políticos, para aunar fuerzas y condenar la impunidad descarada de Marruecos", a la vez que solicita al Gobierno de España que "asuma de una vez sus responsabilidades con la cuestión saharaui".