La Junta de Castilla y León dio luz verde ayer en Consejo de Gobierno al Decreto por el que se establece el marco para la mejora de la calidad y la innovación de los servicios públicos de la Administración autonómica, mediante el uso racional de los recursos y la rendición de cuentas a la ciudadanía. El texto legal impulsa las propuestas de innovación de los empleados públicos; potencia la evaluación de la calidad de los planes y programas; y fija en tres meses la respuesta a las sugerencias y quejas de los ciudadanos, que podrán presentarse de forma anónima.

El nuevo decreto elaborado por Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior mejora la regulación de instrumentos como la evaluación de la calidad de los servicios públicos y de los planes y programas, el sistema de gestión de las cartas de servicios, los grupos de innovación y mejora, las sugerencias de mejora y las propuestas de innovación de los empleados públicos de la Administración.

Asimismo, impulsa las sugerencias y quejas de la ciudadanía, el análisis de la demanda y la evaluación del grado de satisfacción de las personas usuarias de los servicios públicos y los premios a la calidad e innovación de la Administración.

La posibilidad de presentación de quejas de forma anónima y de aportar documentación es una de las novedades que recoge el decreto aprobado ayer. En relación con su gestión y para asegurar la contestación a las sugerencias y quejas en los plazos establecidos, que se unifican en tres meses, serán contestadas por las unidades responsables previo informe del órgano competente en la materia.

“No me he presentado a míster España”, afirma el vicepresidente

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, aseguró ayer que su obligación es “proteger” la vida y la salud de los ciudadanos para lo que adoptan medidas frente a la pandemia del COVID-19, que han llevado a que él, junto al presidente Alfonso Fernández Mañueco, sean declarados personas “non gratas”. “Es lo que nos toca, no estamos aquí para ser agradables o simpáticos. No me he presentado a un concurso de míster España”, agregó. En la comparecencia por videoconferencia tras el Consejo de Gobierno, Francisco Igea reconoció que son “muy conscientes” de que los diferentes sectores lo están pasando “muy mal” y consideró que todo lo que digan se lo toma como una “reacción humana lógica y comprensible”, porque admitió que lo están “pasando muy mal”. Además, añadió que su obligación como gobernante es “escuchar” y “atender” a la población.