El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, anunció ayer que las provincias de León y Salamanca abrirán este viernes, 4 de diciembre, la hostelería, centros comerciales y gimnasios, que el resto de provincias se podrá unir en la semana siguiente y que se permitirá con carácter general la apertura de las terrazas de bares y restaurantes, si las asociaciones están de acuerdo, aunque confirmó que se prorrogará el cierre perimetral de la comunidad.

Fernández Mañueco manifestó además que se estudiarán si otras provincias cumplen los criterios fijados, como que la incidencia sea menor de 400 casos por cada 100.000 habitantes. No obstante, el resto de provincias de la comunidad dejarán atrás las restricciones del 6 de noviembre la siguiente semana, siempre que la evolución de la pandemia lo permita.

Mientras esta situación llega, la hostelería sigue manifestándose contra el cierre. De hecho, ayer decenas de personas se movilizaron en Valladolid para exigir su “rescate”, a través de ayudas directas ante las consecuencias del cierre.