La Consejería de Sanidad incrementa su asignación un 21,68% en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2021, hasta alcanzar los 4.366 millones de euros en un ejercicio que nuevamente estará marcado por el COVID-19. Esto, además, representa el 19,2% del gasto total de las cuentas, en las que este departamento, junto a Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades acaparan el 79,8% del gasto no financiero.

El marco presupuestario de 12.291,4 millones, que presentó ayer el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, acompañado por su vicepresidente, Francisco Igea, y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, recoge un incremento de las partidas de Sanidad, en plena pandemia del COVID-19, hasta alcanzar el 7,58% del Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León.

Asimismo, la Consejería de Educación dispondrá de 2.359,8 millones, con una subida del 14,6% y la de Familia e Igualdad de Oportunidades contará con 1.081,27 millones, tras un incremento del 12,6%. Ambas, junto a Sanidad, gestionarán 7.806,2 millones el próximo ejercicio, el 18,16% más que en 2018, lo que equivale a 1.200 millones adicionales. Además, los recursos que reciben representan el 13,5% de la riqueza autonómica.

Las tres áreas sociales del Gobierno de la comunidad absorben el 88% del total de los gastos de personal y el 95% de los gastos corrientes en bienes y servicios, capítulo con el que se atienden, entre otras facturas, las derivadas del funcionamiento de hospitales, colegios públicos y centros de servicios sociales. Además, acaparan el 95% del montante de las transferencias corrientes, con las que se hace frente a los gastos de farmacia hospitalaria, de la dependencia y de colegios concertados y universidades

La sección de la deuda será, tras Sanidad y Educación, la tercera área de la Junta con más recursos, puesto que contará con el 11,5%, 1,423,3 millones, un 2,29% más que en las últimas cuentas prorrogadas de 2018. Tras el cuarto puesto de Familia, figuran Fomento y Medio Ambiente con 540,8 millones, un 5,33% más, y Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, con 524,2 millones, un 10,12%, de forma que ambas consejerías representan el 4,4% y el 4,27%.

Le siguen Economía y Hacienda, con 376,5 millones, un 9,46% más; Empleo e Industria, con 358 millones, un 12,95% más; la Presidencia, con 141,1 millones, un 28,04% más; Cultura y Turismo, con 140,7 millones, y Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, con 20,3 millones, un 18,8% más. Las Cortes contará con 33,74 millones, un 8,12% más y la Política Agraria Común, se mantendrá en los 924 millones.

Dentro de los 12.291,4 millones de euros del proyecto presupuestario, 1.311,1 millones es el montante de las operaciones financieras, que se refieren fundamentalmente a la amortización de deuda y 10.980,2 millones es el gasto no financiero, es decir, la magnitud de referencia a la que deben ajustarse los programas de la Junta.

Sin embargo, no todos estos recursos estarán a disposición de las consejerías, puesto que de esta cantidad hay que descontar los fondos de la PAC (924,4 millones de euros), los destinados a abonar los intereses de la deuda (239,2 millones) y los reservados para financiar a las instituciones de la Comunidad a través del Presupuesto de las Cortes (33,7 millones).