La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, que contará en 2021 con 1.081,27 millones de presupuesto (con un incremento del 12,6%), dispondrá de 21,4 millones de euros para inversiones reales. De ellos, la mayor partida se destinará a la atención a personas mayores, con 10,6 millones (casi cuatro veces más que en 2018, cuando destinó a esa partida 2,7 millones), de los cuales más de la mitad serán para la construcción de una residencia en Salamanca. 

Además, 3,3 millones serán para la administración general de la Gerencia de Servicios Sociales, 1,7 millones para la promoción y apoyo a las familias (fundamentalmente a través del programa centros abiertos), 1,6 millones en apoyo a la mujer, 1,54 millones serán para atención a la juventud, 1,13 millones para las personas con discapacidad y 535.000 euros para atención a la infancia.

Por otra parte, la partida de atención a personas con discapacidad se cifra en 1,13 millones de euros, de los cuales la gran mayoría (985.000 euros), se destinará a tareas e reposición, obras y equipamiento de las infraestructuras del sector, mientras que el resto será para inversiones no financiadas en centros especializados. 

En la atención de personas mayores, el proyecto de presupuestos recoge una inversión de 10,6 millones de euros. La partida más elevada, con un montante de 5,6 millones de euros, se destina a la construcción de una residencia en Salamanca, mientras que 1,12 millones serán para la residencia de mayores de Miranda de Ebro (Burgos), y algo más de un millón será para la reposición de inversiones no financiadas en los centros de día que gestiona la Consejería. 

Además, 613.287 euros irán para la residencia de Palencia, poco más de medio millón para la residencia de personas mayores de Ponferrada (León), 350.000 euros para la reposición e las residencias propias y 312.000 euros para el Plan Impulso de las comarcas mineras del carbón. Por otra parte, la atención a la infancia percibirá 535.000 euros, para inversiones no financiadas en los centros especializados.

Inversión de la Consejería de Familia para el año 2021. Ical

El grueso de las partidas destinadas a mujer (1,56 millones de euros) va a parar a los programas de atención especializada para las víctimas, donde el Pacto de Estado contra la Violencia de Género acapara 1,1 millones de euros, las acciones e formación al respecto supondrán 170.000 euros, el programa contra agresiones sexuales contará con 135.000 euros y se destinarán otros 70.000 euros a mejorar la coordinación del plan de atención a las víctimas. También hay contemplados 15.000 euros para campañas contra la violencia de género y 60.000 euros para planes de igualdad en las empresas.

El Instituto de la Juventud de Castilla y León contará con un presupuesto global para el próximo ejercicio de 1,54 millones de euros, de los cuales la mayor partida irá destinada a reposiciones genéricas en las instalaciones juveniles en las nueve provincias, por valor de 360.000 euros. 

Por otro lado, el programa de centros abiertos, dirigido a conciliar la vida familiar y laboral de padres que cursen enseñanzas de Infantil y Primaria, contará el próximo año con cerca de millón y medio de euros (1.492.673 euros concretamente), un 50%o más que en 2018, mientras que otros 248.067 euros se destinará a cubrir el coste del teléfono de atención ante las situaciones de emergencia social originadas por la crisis sanitaria. 

Consejo de la Juventud

La Junta contabiliza un presupuesto de 737.218 euros (un 30% más que en 2018) para el Consejo de la Juventud en el próximo ejercicio, de los cuales el 85,14% será aportado por la Consejería de Familia. De esa cantidad, un total de 445.000 euros irán para los gastos del personal y de funcionamiento general de la institución. También se destinarán 100.000 euros al Programa de Voluntariado Joven de Castilla y León, 57.000 euros al Área de Igualdad, y otros 48.975 euros para promover iniciativas para favorecer el desarrollo social y personal de los jóvenes así como la emancipación juvenil. También, habrá 27.500 euros para reforzar el movimiento asociativo.

Tutela de mayores

Por su parte, la Fundación Acción Social y Tutela de Castilla y León contará con una asignación de 3,08 millones de euros, de los que algo más de dos se dedicarán a actuaciones de administración general de la entidad, tales como personal, medios materiales y servicios exteriores. A ellos se suman otros 101.295 euros para implementar actuaciones para el ejercicio de derechos sociales.

El resto de las partidas hasta completar los algo más de ocho millones corresponden a convenios de colaboración. En primer lugar, con la entidad Feclem, para el fomento de las funciones tutelares para personas con discapacidad por enfermedad mental (300.000 euros); con Fundamay, para las mismas acciones, pero en este caso para el colectivo de personas mayores (251.748 euros); con Futudis, para personas con discapacidad intelectual (300.000); y con la entidad María Josefa Recio, para el fomento de las funciones tutelares para personas con discapacidad intelectual (100.000 euros).