Un minuto de silencio en recuerdo de las mujeres víctimas de la violencia machista recorrió ayer, Día Internacional contra la violencia de género, las plazas de los ayuntamientos de la comunidad y las principales instituciones de la región, como la sede de la Presidencia de la Junta, las Cortes y la Delegación del Gobierno.

A mediodía y convocados por la Federación de Municipios y Provincias, los castellanos y leoneses se concentraron, principalmente a las puertas de los ayuntamientos, para mostrar su solidaridad con las mujeres maltratadas y en recuerdo de las 52 asesinadas en Castilla y León desde 2003.

En la sede de la Presidencia de la Junta, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Cañedo, y el resto del Consejo de Gobierno se concentraron también en solidaridad y condena contra la violencia machista.