La Guardia Civil de Segovia ha detenido a una mujer por la presunta comisión de un delito de hurto continuado en el tiempo, consistente en numerosos robos en diferentes domicilios de sus familiares y otro en una residencia donde estuvo trabajando. La detenida obtuvo casi 6.800 euros en dinero y 5.420 euros en joyas.

La investigación se inició tras la interposición de una denuncia por varios de sus familiares, quienes manifestaron que les habían sustraído multitud de joyas, todas ellas de oro y en ocasiones puntuales también cantidades notorias de dinero. Se procedió a la identificación y posterior detención de una mujer, que era pareja de uno de los denunciantes, quien aprovechando la confianza que tenían depositada en ella y llevaba cerca de un año hurtando en sus domicilios.

Los denunciantes pudieron identificar hasta un total de 29 joyas de oro de las sustraídas, que la detenida había ido vendiendo en diferentes empresas dedicadas a la compra y venta de joyas. Durante la investigación se vio que esta mujer había estado trabajando en el pasado en varias residencias de ancianos en diferentes localidades de Madrid y Segovia, y comprobaron que, en la provincia de Segovia, se habían interpuesto denuncias por hurtos de joyas a diferentes ancianos residentes.

Los agentes esclarecieron otro delito de hurto de joyas, esta vez cometido contra una anciana residente en una residencia sita en el término municipal de El Espinar (Segovia). Se identificaron varias joyas que le fueron sustraídas a la anciana en 2009.