El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anuncia un protocolo de seguridad y control en colaboración con el Gobierno de España y los ayuntamientos de Castilla y León para supervisar "de forma estricta" el cumplimiento de las cuarentenas por coronavirus. Así lo ha anunciado este lunes el presidente regional a través de una declaración institucional en la que ha animado a los castellanos y leoneses a "no bajar la guardia frente al COVID-19 ante el incremento del número de contagios e ingresos, tanto en planta como en UCI, así como el registro de fallecidos". Para ello, será necesario intensificar la vigilancia por parte del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, en coordinación con las policías locales.

En este sentido, Mañueco pone el acento en el trabajo desde la Junta "sin descanso" con "más medidas, más rastreadores, más test rápidos, la integración de la comunidad en la app Radar Covid, así como con más personal, más material de protección, más camas UCI, y más y mejor equipamiento", sin obviar "ayudas para empresas y autónomos, el refuerzo de la red de protección social, medidas de conciliación y medidas de seguridad para el curso escolar y en las residencias de mayores".

Ante esta situación, este martes se celebrará un Consejo de Gobierno extraordinario para estudiar nuevas medidas o ampliar alguna de las existentes en las zonas con mayor riesgo.

Así se dirige Mañueco a los vecinos de la comunidad autónoma en esta comparecencia oficial: