Castilla y León contabiliza a día de hoy 118 brotes activos de SARS-CoV-2, 12 más que el miércoles, con 725 personas contagiadas vinculadas a los mismos, es decir, 97 más que ayer, según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad. Hay que tener en cuenta que se trata de brotes latentes, cuya cifra es el resultado de la apertura de aquellos que son nuevos menos los que la Junta decide cerrar por haber superado los casos positivos la infección sin riesgo de propagación.

Burgos continúa como la provincia más afectada en este sentido, con un tercio del total de focos activos, con 38, que engloban a 215 contagios vinculados. Entre ellos, los registrados en la localidad de Aranda de Duero, confinada desde el viernes. Entre los focos también se encuentran los comunicados en los últimos días en las zonas básicas de salud de Burgos Rural Sur, Burgos capital y Melgar de Fernamental, todos de ámbito familiar. 

Burgos es la provincia más afectada actualmente de toda la comuniddad

En Soria se contabilizan 16 brotes activos, con 110 positivos vinculados a ellos, seguida de Valladolid, con 15 focos y 172 personas contagiadas; y Salamanca, con 13 latentes y 62 positivos.

Con 11 brotes abiertos se encuentra Ávila, con 44 contagios, provincia que hasta hace tres días estaba limpia de focos. A continuación, Zamora, con ocho brotes y 33 personas; Palencia y Segovia, con seis y con 31 y 32 contagios, respectivamente; y cierra la lista León, con cinco brotes y 26 contagios relacionados, al igual que ayer.

Aranda de Duero, Íscar y Pedrajas de San Esteban permanecen aún confinadas por autorización judicial. Además, están vivos focos en localidades como Astorga, La Bañeza y Oencia, en León; varios en Salamanca capital, en una guardería de Carbajosa de la Sagrada, en un centro de acogida y un último relacionado con un accidente en la A-62, en Ciudad Rodrigo; en el entorno de la Circular, en Valladolid, vinculado a una celebración familiar; también en Cuéllar, en la provincia de Segovia; en Zamora capital, Manganeses de la Polvorosa y Porto de Sanabria; así como en Soria, tanto el del Hogar de Socialización de Cruz Roja como en una instalación ganadera, entre otros.