Los nuevos casos de coronavirus notificados este miércoles por la Junta de Castilla y León son 117, lejos de los 599 contabilizados este pasado martes y que hicieron saltar las alarmas al ser unas cifras similares a las alcanzadas durante los meses de marzo y abril, mientras que los brotes suman 10 más hasta un total de 106. Sin embargo, esos 117 nuevos casos notificados este miércoles son una de las cifras más altas desde que la comunidad entró en el periodo denominado de "nueva normalidad", el pasado 21 de junio.

De estos 117 nuevos casos, 18 se han diagnosticado durante las últimas 24 horas, es decir, a personas con síntomas. El número actual de casos positivos acumulado es de 29.007; de esa cifra, 22.572 son confirmaciones a través de pruebas PCR. Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 106 y el número total de casos de la COVID-19 a ellos vinculados, 628.