La presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Cristina Danés, afirmó hoy que los embalses de la cuenca están “muy bien”, 12 puntos porcentuales “por encima de la media del año pasado, por lo que la comunidad concluirá la campaña de riego en una situación “muy, muy buena, la mejor de los últimos tiempos”. Así, sentenció que “la campaña del año que viene está así muy, muy asegurada”.

Danés acompañó hoy al delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, durante una visita a las instalaciones del Sistema Automático de Información Hidrológica del Duero (SAIH) en el Centro de Control de Cuenca, ubicado en la esclusa 42 del Canal de Castilla, a su paso por Valladolid.

Izquierdo destacó que este edificio alberga “una de las instalaciones probablemente más importantes” de la CHD en este momento y recalcó el “impulso muy decidido” de la presidenta del organismo de cuenca “para modernizarlo más aún” e implementar y dotar de una transversalidad mayor todos los servicios que presta para gestionar la cuenca. Al respecto, recordó que en este momento se está llevado a cabo la licitación del sistema de gestión y mantenimiento por 20 millones y “se espera que esté resuelta antes finalizar el año”, lo que permitirá mejorar sus capacidades “integrando más prestaciones de las que tiene ahora”.

Izquierdo defendió que la lucha contra el cambio climático es una de las grandes prioridades del Gobierno y si algo es importante en ese contexto es “la gestión del agua” y herramientas como las que posee la CHD. El delegado recalcó que cada vez es más difícil hacer una previsión de la intensidad de las lluvias y este tipo de instalaciones “son imprescindibles” para una gestión eficiente del recurso en varios aspectos. En concreto, remarcó su importancia para el control de las avenidas, para hacer previsiones más eficientes y poder avisar así a las autoridades para que se pueda proteger mejor a las personas y sus bienes.

Asimismo, remarcó su papel en la planificación del recursos hídrico, para su consumo humano y económico, fundamentalmente en regadíos. Al respecto, sustanció el papel de las instalaciones para lograr un uso eficiente del agua y garantizar así los caudales ecológicos y los compromisos con Portugal en los convenios internacionales.

Por último, recordó que junto a esos 20 millones para la modernización de este sistema, el Ejecutivo, a través de Seiasa, apuesta por la modernización de los regadíos, para que el campo y sus casi 40.000 regantes, dijo, el 20 por ciento del total nacional, consuman el agua que “sea estrictamente necesaria”.

“La CHD es uno de los emblemas, de los mascarones de proa de la Administración General del Estado, por su papel en la preservación de un bien cuya escasez o abundancia cada vez es más incierta, para gestionarlo bien para consumo humano, actividad económica, caudales ecológicos y cumplimiento con Portugal de las obligaciones internacionales”, resumió.

La presidenta de la CHD concretó que la idea de adaptar el SAIH para que constituya una herramienta para afrontar fenómenos extremos como las avenidas y las sequías. Al respecto, expuso su apuesta por “avanzar un paso más” y dotarle de más dato para mejorar sus predicciones. En este sentido, recordó también que el pasado 24 de julio se publicó una resolución que obliga a los grandes consumidores de la cuenca a enviar los datos de sus caudalímetros a la CHD cada diez minutos, lo que supone un “paso importante” para una mejor gestión del recurso.

El SAIH integra las estaciones de la Red Oficial de Estaciones de Aforo (ROEA) y el Sistema de Calidad del Agua (SAICA), con un total de 165 estaciones de medición de caudal, 165 pluviómetros, 34 puntos de control en embalses, 30 estaciones de calidad y 38 puntos de control en canales y azudes, que permiten una mejora en la gestión del agua y una mayor eficiencia en el uso del recurso.