La secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez, exigió ayer al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que aclare si cuando les pide "ceder" en sus peticiones para alcanzar un pacto en la comunidad se refiere a que va piensa mantener cerrados durante este verano los 3.500 consultorios locales, lo que consideró una "absoluta temeridad".

Tras la reunión de la Permanente de la Comisión Ejecutiva Autonómica del PSOE, Ana Sánchez respondió a las palabras del presidente de la Junta que este domingo invitó a las fuerzas políticas a buscar un acuerdo sin establecer líneas rojas y sin tratar de imponer sus propuestas. "Qué quiso decir, que va a cerrar los consultorios locales todo el verano", afirmó.

En ese sentido, la política socialista cuestionó la decisión de mantener cerrados estos dispositivos sanitarios en un verano en el que auguró un aumento del turismo rural, "por suerte", que provocará la llegada de visitantes de otros territorios, pero también de los "hijos" de Castilla y León que están fuera y que en los meses estivales volverán -dijo- a su tierra.

Por ello, Ana Sánchez exigió a Fernández Mañueco que dé respuesta a cuales son las "líneas rojas" del vicepresidente, Francisco Igea, que él está dispuesto a "tragar" para seguir siendo presidente de la comunidad.