Los embalses de la Cuenca del Duero se encuentran al 34 por ciento de su capacidad, una cifra similar a la de los diez últimos años (37,2) a pesar de la sequía prolongada, según la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). No obstante, ese porcentaje es veinte puntos inferior a la del año pasado durante las mismas fechas. Los embalses de Burgos (57,8), León (34,4), Segovia (51) y Soria (52,6) registran valores similares o por encima de la media nacional. Palencia (19,15), Ávila (14,9) y Salamanca (34,8) han experimentado un descenso.