17 de julio de 2019
17.07.2019

Un Gobierno poco paritario

Mañueco lidera un equipo formado por siete hombres y tres mujeres en el que hay ocho caras nuevas Suárez-Quiñones se mantiene en el Ejecutivo a pesar del veto de Cs por el caso Enredadera

16.07.2019 | 22:09
Organigrama del nuevo Gobierno de Castilla y León.

El presidente de la Junta de Castilla y León, el popular Alfonso Fernández Mañueco, liderará un equipo formado por siete hombres y por tres mujeres que asumirán las diez consejerías del nuevo Gobierno de la Comunidad en el que habrá ocho caras nuevas, ya que solo repiten dos, el palentino Carlos Fernández Carriedo, que pasa de Empleo a Economía y Hacienda, y el leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones, que se mantiene en Fomento y Medio Ambiente, cartera de la que se hizo cargo hace cuatro años.

Según ha aclarado el presidente de la Junta a los periodistas sobre si se había tenido en cuenta en algún momento la paridad para diseñar el Gobierno conjunto entre PP y Ciudadanos, en la elección de las personas que pondrán cara al nuevo Ejecutivo castellanoleonés se han valorado "varias circunstancias", entre las que ha citado en concreto la cuestión de la territorialidad.

De este modo y a diferencia del Ejecutivo paritario que presentó Juan Vicente Herrera tras su última toma de posesión, en esta ocasión el equipo de Gobierno estará conformado por siete varones, Francisco Igea, que será también el vicepresidente, Ángel Ibáñez, Carlos Fernández Carriedo, Juan Carlos Suárez-Quiñones, Jesús Julio Carnero, Germán Barrios y Javier Ortega mientras que la presencia femenina se restringe a Verónica Casado, la zamorana Isabel Blanco Llamas y Rocío Lucas.

El presidente ha insistido en que PP y Ciudadanos han mantenido un "diálogo fluido" sobre las personas y sobre el contenido de las consejerías y de su estructura con "perfiles muy amplios" con el objetivo de estar a la altura de las expectativas y anhelos de las personas de Castilla y León.

"He querido conocerles personalmente", ha explicado también el presidente de la Junta que ha negado "escollos, flecos y tensiones" en la conformación del nuevo Gobierno que se ha dado a conocer este martes ya que, aunque ya había tratado "con intensidad" a algunos de los integrantes, como Francisco Igea, con quien ha negociado el pacto de gobernabilidad, no conocía a otros, como es el caso de la doctora vallisoletana Verónica Casado o Javier Ortega, nacido en Ciudad Real, con quienes ha mantenido un "encuentro agradable".

Fernández Mañueco ha defendido la permanencia en su gobierno del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, a pesar de los reparos de la formación ciudadana, su socio de gobierno, por su vinculación con el caso Enredadera.

En la rueda de prensa en la que ha dado la nómina de integrantes de su gobierno, Mañueco ha dicho que no tenía conocimiento de que el líder autonómico de Cs y ahora vicepresidente de su Gobierno, Francisco Igea, planteara como "imposible" que Suárez-Quiñones formara parte de un gobierno respaldado por su partido y que representara el cambio.

Igea pronunció estas palabras en una entrevista con la Agencia Efe, en la que vinculó esta imposibilidad al "sentido común", por su aparición en las grabaciones policiales del caso Enredadera de supuesta corrupción, en las que hablaba con un empresario investigado, José Luis Ulibarri, para ofrecerle hacerse cargo de una obra cuyo adjudicatario original había quebrado.

Ante las dudas del propio empresario, que planteó que debía ser la Administración la que se dirigiese a su empresa para realizar este trámite, Suárez-Quiñones le respondió: "La Administración soy yo". Preguntado por si había habido algún impedimento sobre el nombramiento de Suárez-Quiñones, Mañueco aseguró que "lo que ha dicho el partido Ciudadanos es público", pero ha añadido que las personas que están en este gobierno "están porque quiere el presidente de la Junta", pero a propuesta del PP y de Ciudadanos. Sobre el modo en que ha conseguido superar las reticencias del dirigente de Ciudadanos sobre la persona de Suárez-Quiñones, Mañueco manifestó que lo han solventado "con moderación, diálogo y entendimiento", aunque ha tratado de incluir en esta situación a los diez consejeros del Ejecutivo.

Ante este nombramiento, la secretaria de Organización del PSCyL y vicepresidenta segunda de las Cortes, Ana Sánchez, preguntó ayer a Francisco Igea, si la regeneración que prometió en Castilla y León pasaba por la continuidad del leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones: "La regeneración era esto", publicó en su perfil de Twitter tras conocer la conformación de la Junta que presentó su presidente, alentando al nuevo vicepresidente que "si tuviese un mínimo de dignidad, dimitiría, pero ya se sabe".

Sánchez ha anunciado que los socialistas tienen previsto hacer una valoración hoy del nuevo Gobierno autonómico.

Mientras, el secretario autonómico de Podemos y portavoz del Grupo Mixto, Pablo Fernández, aseguró que el Partido Popular le ha colado "varios goles" a Ciudadanos, que señaló como principal "tragadera" de Cs la presencia de nuevo en la Junta de Suárez-Quiñones.

"Se demuestra las tragaderas de Igea y Cs, que más que un socio, es una mera alfombra para Mañueco y el PP", afirmó Pablo Fernández, quien sin embargo encontró como un "rayo de luz" dentro de la "oscuridad" que ve en el nuevo gobierno, la llegada de la doctora Verónica Casado a Sanidad y de Javier Ortega a Cultura y Turismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags