Un encapuchado lanzó ayer un bote de humo en el interior de la sede de la Federación Regional de Caza de Castilla y León profiriendo gritos como "asesinos" sin que se hayan producido mayores consecuencias. Además, la fachada de esta sede amanecía con pintadas con insultos y amenazas.

Los hechos se produjeron ayer cuando una persona encapuchada accedió al hall de la federación y lanzó un bote de humo al grito de "asesinos" y esparció una sustancia que la Policía está analizando por si pudiera ser pólvora.