El secretario general Iberoamericano (SEGIB), Enrique Iglesias, analizó ayer en Salamanca la actualidad de los países de uno y otro lado del Atlántico y a punto al desempleo y la apreciación monetaria como las principales preocupaciones en el área. En el primer caso, la imposibilidad de acceder al mercado laboral es, en opinión de Iglesias, «un mal compañero de la paz cívica» pues puede provocar, añadió, «que el mundo se ponga de pie hasta convertirse en una fuerza dinámica empujada por el desencanto». Pese al clima, el SEGIB reconoció que tanto en Japón como en Estados Unidos y Europa «hay indicios de que las cosas podrían cambiar».

Iglesias inauguró el curso «Las Relaciones Internacionales de América Latina: desafíos estratégicos y oportunidades de aprendizaje».