09 de septiembre de 2010
09.09.2010

El alcalde de León acusa a la Junta de «poner a dedo» al presidente de la «macrocaja»

Caja España y Caja Duero piden información al Ejecutivo autonómico sobre el régimen de incompatibilidades del decreto sobre entidades de ahorro

09.09.2010 | 02:00

El alcalde de León y vicepresidente de Caja España, Francisco Fernández, acusó ayer a la Junta de «saltarse a la torera» un acuerdo «legítimo y democrático como el de Caja España» para «poner a dedo» a la persona «que ellos quieren». Fernández indicó además que «de momento no hay otro nombre», en referencia al actual presidente, Santos Llamas, que había sido elegido por el consejo como candidato a presidir la caja resultante de la fusión con Caja Duero.


El vicepresidente de Caja España se mostró crítico con las actuaciones de la Junta y el retraso en aprobar la fusión, al entender que «quieren un cortijo y no una Comunidad Autónoma dinámica y democrática que compartamos, por eso yo no la puedo compartir nunca mientras que tengamos estos ejemplos de gobierno», señaló.


Por otro lado, Caja España y Caja Duero han decidido formular una consulta a los técnicos de la Junta de Castilla y León sobre el alcance del régimen de incompatibilidades que establece el decreto ley de reforma de la ley de cajas de ahorro y que, aunque otorga una prórroga de dos años en sus cargos a los miembros del Consejo de Administración de la entidad fusionada, especifica que los nuevos nombramientos -entre ellos el del presidente- deben cumplir con los requisitos que marca la reforma legislativa, según informaron a Ical fuentes financieras. Caja España y de Caja Duero han solicitado que se especifiquen qué se considera un nuevo nombramiento para el consejo de la caja fusionada y si debe entenderse como tal la designación de los vicepresidentes de la entidad, los miembros de la Comisión Ejecutiva, la Comisión de Control, la Comisión de Seguimiento de la fusión y la Comisión de Seguimiento de la obra social y, por lo tanto, sus integrantes deben cumplir con el régimen de incompatibilidades, es decir, no ostentar cargo político alguno, no tener créditos con la entidad y aportar cinco años de experiencia en alta dirección. De ser así, aseguran las mismas fuentes, habría dificultades para ocupar todos los sillones. El decreto ley sobre las cajas de ahorro especifica que los órganos de gobierno de la entidad son la asamblea general y el consejo de administración. Los requisitos dejan fuera de la carrera por la presidencia al actual presidente de Caja España, Santos Llamas, al tener créditos con Caja, pero en el interior de las entidades quedan dudas de hasta dónde llegan las incompatibilidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine