Valladolid

El Consejo de Gobierno de la Junta aprobó ayer el Plan Estratégico de Turismo de Castilla y León 2009-2013 en el que se invertirán 410 millones de euros y que tendrá como apuesta principal la calidad del servicio y la consolidación del turismo como sector clave para el desarrollo de la Comunidad, según señaló la consejera de Cultura y Turismo, María José Salgueiro, al término de la reunión de consejeros.

Con esta estrategia, explicó Salgueiro, se pretende reconocer el peso de la economía turística en Castilla y León por su capacidad de generar actividad y empleo y por su potencial de crecimiento como lo demuestran, a su juicio, que la Comunidad cuente con más de 10.000 alojamientos turísticos (3.000 de ellos de turismo rural), existan 143.000 plazas y haya un volumen de viajeros de 6,5 millones. Además, en Castilla y León hay 4.500 establecimientos de restauración con más de 400.000 plazas.

Por ello, abogó por diferenciar el turismo de la Comunidad de otros emergentes y muy competitivos que exigen un cambio en el modelo que se plasma en este nuevo plan. También insistió la consejera de Cultura en que la elaboración de esta estrategia han participado todos los agentes implicados en el sector turístico, en concreto 70 entidades de la región. Los principios generales que fundamentan los ejes y programas del plan son el enfoque al cliente, la cooperación y la eficacia, la orientación al cambio, la confianza y el compromiso, y la participación de la sociedad de Castilla y León.

El plan consta de tres ejes, cada uno de ellos con cuatro programas de actuación. En primer lugar, dentro del programa de Conocimiento e Inteligencia de Mercados se enmarca la creación del Centro de Análisis Turístico de Castilla y León, que estará en el seno del Consejo de Turismo e integrado por asociaciones de profesionales, expertos y administraciones. En él, se analizará de forma continua la evolución de los mercados y la posición de Castilla y León en ellos, determinará las necesidades de investigación, evaluará las buenas prácticas y experiencias y fijará los parámetros más adecuados para la promoción y comercialización. Dentro de este programa, también se trabajará en el análisis e identificación de la demanda. En el último eje, se concibe como un Plan de Marketing que posicione la marca turística Castilla y León en el mercado nacional e internacional. En concreto, se potenciará la relación directa de la Marca con el cliente a través de programas que posibiliten la personalización de la oferta. Además, se adaptará la oferta en función de los segmentos de la demanda a través del desarrollo de propuestas turísticas adaptadas a cada tipología de cliente.

El Ejecutivo regional urge a evitar parados con distintos derechos

La Junta de Castilla y León urgió ayer que se convoque la Conferencia de Presidentes para que cada autonomía ponga sobre la mesa sus medidas contra la crisis y se coordinen con el resto y con las del Estado para evitar 17 modelos diferentes y parados con distintos derechos dependiendo de dónde residan.

Así lo observó el portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, quien en rueda de prensa ha urgido al Gobierno que convoque la Conferencia ya que un parado de esta Comunidad no puede tener menos derechos que otro de Andalucía o de Castilla-La Mancha. En cuanto al plan de choque por el empleo que pondrá en marcha el Gobierno de Castilla-La Mancha, el también consejero de la Presidencia ha recordado los 42 millones de euros que invertirá la Junta de Castilla y León, con cargo a sus fondos, para dar trabajo a unas 10.000 parados en periodos de entre tres y cuatro meses.

Por otro lado, el consejero de la Presidencia se refirió a las declaraciones efectuadas por el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, en las que pide que el criterio de población pese más a la hora del reparto de la financiación autonómica. De Santiago-Juárez declaró «Arenas pide lo que establece su Estatuto».