Valladolid

Varios contratos adjudicados por la Administración autonómica en 2004 presentaron irregularidades en aspectos como su forma de asignación, la fecha de contratación, su modificación o la concesión de prórrogas.

Así lo desprende un informe del Consejo de Cuentas de Castilla y León, presentado ayer en la Comisión de Hacienda de las Cortes de Castilla y León por el presidente del Consejo, Pedro Martín. El documento advierte de que se ha incumplido la obligación de comunicar al registro público más del 5 por ciento de los contratos expedidos por la Junta de Castilla y León en 2004. Este porcentaje asciende al 10 por ciento en las consejerías de Hacienda, Familia e Igualdad de Oportunidades, Economía y Empleo y Sanidad. La memoria informa de que hay una ausencia de vinculación entre la información que ofrece el Registro Público de Contratos y la del sistema contable de la Comunidad, lo que origina una falta de eficacia del sistema de seguimiento de ejecución de los contratos. Recomienda que se corrija el hábito de que sea el propio beneficiario el que pague la inserción de los anuncios en el Boletín Oficial de Castilla y León.