Madrid.- Dar a conocer las ciudades de Castilla y León de un modo diferente, con un estilo y un lenguaje «ameno y cercano», así como ofrecer al visitante «una nueva mirada sobre la ciudad en la que se recojan también elementos menos llamativos pero fundamentales para descubrir los entresijos y los rincones menos conocidos de estas ciudades». Este es el objetivo, en palabras de la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, María José Salgueiro, que persiguen las guías de Zamora y Palencia que se presentaron ayer en la 28 Edición de la Feria Internacional de Turismo (Fitur), inaugurada por los Reyes de España.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Cultura y Turismo, se editaron 5.000 ejemplares de cada una de las guías, escritas por María Teresa Alario Trigueros en el caso de los textos de Palencia y Clemente de Pablos Miguel los de la guía de Zamora. Estas guías no pretenden ser un catálogo patrimonial sino mostrar a los recién llegados «lo esencial de la ciudad» sin importunar con «excesivos detalles», por lo que se dirigen a los viajeros curiosos que llegan a las ciudades con la idea de descubrir los entresijos de cada una de ellas. Las ciudades de Palencia y Zamora son, cada año, destino de miles de visitantes y turistas «deseosos de descubrir cada uno de sus rincones», interés que queda demostrado en el incremento de los viajeros y las pernoctaciones que con respecto al año 2006 experimentaron ambas ciudades. Así, Palencia creció un 6,19 por ciento en pernoctaciones y Zamora un 6,49 por ciento, mientras que el número de visitantes creció en un 10,88 por ciento en Palencia y en un 7,19 por ciento en Zamora.

En el acto de inauguración, el Rey manifestó que el turismo es «un gran impulsor del entendimiento entre los pueblos» y «un instrumento eficaz para la erradicación de la pobreza», mientras que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega cree en un crecimiento del sector en España pese a las dificultades. Don Juan Carlos y Doña Sofía presidieron ayer a mediodía la inauguración de la XXVIII edición de la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) que, hasta el 3 de febrero, reúne a 170 países y más de 13.300 empresas. El monarca recordó en su intervención las grandes citas del turismo en España en 2008, como la Exposición Internacional sobre el Agua de Zaragoza, el Año Jubilar de Tarragona o el Bicentenario de la Guerra de Independencia, ejemplos que mantienen al turismo español «en posición de liderazgo».

Para el Rey, el sector empresarial español cuenta con «gran empuje, capacidad innovadora y presencia internacional». En el acto de apertura de la feria también intervino la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien recordó el compromiso del Ejecutivo con el sector turístico y la apuesta para que siga creciendo, a pesar de las dificultades.

Fernández de la Vega, que reconoció la madurez de España como destino turístico, señaló que, para conseguirlo se debe trabajar en tres direcciones principales: la modernización de las infraestructuras, la potenciación de la capacidad tecnológica, a fin de mejorar la competitividad, y la diversificación de la oferta.

También estuvo presente el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que coincidió con la vicepresidenta del Gobierno en la importancia de aunar los esfuerzos de todos los agentes que intervienen en el turismo, al señalar que el crecimiento del volumen de turistas en la capital española -del 8,4% en 2007- no habría sido posible sin un firme compromiso de las tres administraciones públicas. Este año se registraron menos atascos a la entrada a la feria, que tradicionalmente presentaba un embotellamiento a primeras horas del día, dado que la organización ha dispuesto un mejor sistema de seguridad y acreditación para los periodistas, expositores y visitantes profesionales. Durante los cinco días que dura la feria, y según los organizadores, se espera que visiten FITUR más de 250.000 personas entre profesionales y público en general.

Cien mil metros cuadrados repartidos en 12 pabellones y 170 países participantes

Tras la apertura oficial de la XXVIII edición de Fitur, los Reyes, acompañados por las autoridades, recorrieron durante casi dos horas los expositores que ocupan los 100.000 metros cuadrados de los 170 países participantes repartidos en 12 pabellones, rodeados de una nube de visitantes que se afanaban por saludarles y hacerles fotografías. Tras ver los algunos "stand" , Don Juan Carlos y Doña Sofía se pararon ante la maqueta de la Exposición Internacional del Agua de Zaragoza. Allí el Rey tuvo la oportunidad de conversar con "Fluvi", la mascota interactiva de esta exposición, que le invitó al evento. Don Juan Carlos le contestó que tenía intención de ir, «pero que quede entre tu y yo», añadió entre risas.