Salamanca.-El consejero de Educación, Francisco Javier Alvarez Guisasola, afirmó que los alumnos que pidieron la retirada de crucifijos del colegio vallisoletano Macías Picabea, «deberían ser más tolerantes». Guisasola explicó que si el Consejo Escolar del centro, que es el que rige la convivencia del mismo, ha decidido dejarlos, hay que respetar esa decisión, añadió.

En este sentido, matizó que en los centros de nueva creación no se introducen ni se contemplan símbolos de este tipo, pero que es algo distinto si ya están en el colegio.