El movimiento social Extinction Rebellion ha cortado este sábado el tráfico en la Gran Vía de Madrid para rebelarse "por la vida" contra la inacción por parte de los gobiernos ante la emergencia climática.

Coincidiendo con la celebración de la cumbre del clima (COP25) en la capital, decenas de activistas han ocupado a las 16.00 horas la Gran Vía, donde han comenzado a bailar una batucada, por lo que la circulación ha tenido que ser cortada al tráfico en ambos sentidos.

Protesta en la Gran Vía de Madrid contra el cambio climático. EFE, Reuters, EP

A través de Twitter, Extinction Rebellion ha justificado esta movilización "de desobediencia civil" para rebelarse "por la vida".

El pasado miércoles activistas de Extinction Rebellion protagonizaron una acción protesta en una tienda de Zara de la Gran Vía madrileña para reivindicar "justicia climática".