Blog 
Benavente: Unido, Progresista y Democrático
RSS - Blog de calibanda

El autor

Blog Benavente: Unido, Progresista y Democrático - calibanda

calibanda

Sobre este blog de Sociedad

Benavente necesita una visión nueva de nuestra realidad. Desde mi vinculación a UPyD, quiero captar la atención sobre problemas presentes en nuestro ayuntamiento que merecen un poco de reflexión. No busco la crítica fácil. Busco que mantengamos viva la imaginación de encontrar soluciones comunes, qu...


Archivo

  • 31
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     

    La Pasarela

    Abro este blog con la preocupación por una de las obras que se han finalizado hace poco en nuestro ayuntamiento, la Pasarela. La Pasarela se encuentra situada como conexión en los parajes denominados Cuestos de La Mota y el Parque de los Condes de Pimentel. Es una obra financiada por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente (80%) y el Ayuntamiento (20%). Tradicionalmente los enclaves de población necesitan estar defendidos. Es fácil pensar que en sus tiempos fue de las amenazas de guerra. Pero también de las inundaciones de ríos o de los incendios, de los vientos o de las nieblas. Se establecían ciudades en lo elevado para orientar a las gentes. Eran también puntos de vigilancia y supervisión. Benavente no deja de compartir esta estructura urbanística. Y mantenía una frontera natural entre un paraje y otro, entre lo rural y lo urbano. De todos es conocida la existencia de accesos entre ambas zonas. Existe hasta comunicación fácil por vía de automóvil. Pese a ello, y como un plan más amplio de disponer de una zona de esparcimiento, deporte, cultura y educación adecuada a lo que se merece nuestro ayuntamiento. Evidentemente es una obra pensada en una época concreta y con unas ínfulas que el tiempo ha dado en ridiculizar. Y que lamentablemente nos deja una deuda difícil en el presente.

     

    Pero no es con acritud, ni con crítica por el pasado, con lo que queremos basar nuestra preocupación por la Pasarela. Mirar el pasado y no mirar el presente o el futuro es poco constructivo. Hasta ahora hemos situado a la Pasarela en el pasado. El presente de la Pasarela ya es bastante delatador. Empieza a notarse la falta de mantenimiento. Que se la pueden robar y desmontar siempre ha sido una posibilidad. Esto se lee en un foro de Internet: “Jajajajaja podían desmontar tambien la pasarela porque es fea y ridícula hasta decir basta” (no cambiamos ni una coma ni un acento de lo puesto). Como siempre que vemos una obra miramos mucho lo permanente. Pero la Pasarela además de varios cientos de metros cúbicos de madera (cálculo aproximado), es un proyecto que contenía una protección de la ladera en esa zona. Podemos ver una malla sintética, una red de riego avanzada y lo que fue una repoblación con arbustos y plantas trepadoras y rastreras. Nos cuestionamos la malla y la plantación de especies vegetales. Siendo una obra de la Consejería me supongo que podían saber que ese tipo de malla no es la adecuada, ni la mejor. El tiempo nos enseñará que se formarán bolsas de agua y de tierra con el consiguiente peligro. Su función estructural de sostenimiento de la ladera suspenderá. Este tipo de malla en una zona orientada al oeste con horas de sol más fuerte y debido a la absorción de calor por su misma estructura y color hace de barrera al crecimiento de las plantas (que durante siglos y siglos han sostenido la ladera). Su impacto ecológico es muy negativo y de consecuencias previsibles. Pero lo que es el colmo es ver como en la zona no cubierta por la malla existe una vegetación exuberante; pero en los huecos de la malla hay que adivinar que en algún momento existió una voluntad de plantar hiedra o alguna especie vegetal. Y es que volvemos a lo dicho al principio, no existe una voluntad de mantenimiento. Hasta habría que plantearse si funciona el riego. Y la falta de mantenimiento se ve primero en las especies vegetales, más sensibles. Pero en el futuro lo veremos en la pérdida del tratamiento de la madera. Y más tarde, por un lado, en la pudrición de tablas y en la evidente no sustitución de éstas y, por otro lado, en el deterioro del estado de la obra. Digamos que su estado actual es el de una muñeca que nos han regalado, pero que hemos dejado abandonada a su suerte a la intemperie.

     

    Mirando al futuro aun se puede revertir la situación de la Pasarela. Somos seres vivos inteligentes y evolucionados. Si viviéramos otra vez en una época de vacas gordas, no podríamos descartar la implementación de un elevador para personas de movilidad reducida. Si viviéramos en una época de vacas gordas, podríamos plantearnos la sustitución de la malla sintética. Pero como estamos en una época de vacas flacas podríamos plantearnos pensar en que tenemos que recoger esa muñeca que hemos abandonado y darle unos mínimos cuidados. Como estamos en una época de vacas flacas, tendríamos que saber que debemos cuidar lo que tenemos y ponernos a pensar en hacer algo bueno con lo que tenemos y mejorar los errores que tiene esta obra.

     

    Desde UPyD (Unión, Progreso y Democracia), nos sentimos en la obligación de recoger el sentir de las personas de Benavente. Una obligación hacia las personas que comparten junto con nosotros preocupaciones por lo nuestro. Hoy es la Pasarela, otro día será el Centro de Negocios, por ejemplo. Es una obligación de observar la realidad, escuchar a la gente y progresar preocupándonos de cómo algo puede ser mejorado. Tenemos en cuenta la protesta silenciosa de muchas personas que en conversaciones informales nos han manifestado su preocupación por la Pasarela. Y nos hacemos abanderados de las ideas y opiniones de muchas otras personas que comparten las mismas inquietudes. Eso es democracia; y democracia es algo que aparece en nuestra denominación.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook