Blog 
Al grano
RSS - Blog de Celedonio Pérez

El autor

Blog Al grano - Celedonio Pérez

Celedonio Pérez

Redactor Jefe de La Opinión-El Correo de Zamora

Sobre este blog de Benavente

La opinión de Celedonio Pérez sobre la actualidad del campo zamorano.


Archivo

  • 22
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Zamora Benavente elecciones 2015

    Las candidaturas de la esperanza

    Las listas electorales ya están horneadas, calientes, a la espera de ver la luz en el boletín oficial de la provincia. Ha costado trabajo y muchas semanas de idas y venidas. No es fácil, no, completar candidaturas en pueblos perdidos en el mapa. Y si a veces ponemos a caer de un burro a los "conseguidores" porque prometen el oro y el moro con tal de cerrar la relación de nombres, hoy es el día de hacerles un homenaje. Quede aquí constancia del reconocimiento debido; tiempo habrá para hablar de otras cosas y de descubrir el filón de "paracaidistas" que "adornan" y completan las relaciones.

    El mapa de candidaturas es como un paquete de esperanza, es el futuro de la provincia durante los próximos cuatro años. ¿Por qué? Porque los "enlistados" están obligados a cambiar la situación de una provincia que no hace más que perder población desde hace 50 años. En el último censo, que se dio a conocer ayer, Zamora suma -mejor, resta- 2.000 habitantes menos que hace un año. La tragedia continúa y nadie es capaz de pararla.

    Los cargos públicos que salgan del 24-M no lo van a tener fácil, que lo sepan. Esta vez no se pueden ir de rositas si acaban el mandato con menos habitantes que lo iniciaron. Le vamos a pedir cuentas. Todos los zamoranos tenemos la obligación de tirar de la provincia, pero quienes integren los plenos municipales, mucho más. Y si no que no se presenten. Basta ya de esperar que las soluciones lleguen de fuera. Cada uno que busque las suyas. Solo así esta provincia lo seguirá siendo en los próximos años.

    Mientras, en el horizonte, abril verdea y se adorna con diademas doradas que llevan enquistados los granos de colza. La tierra, ya caliente, empuja y empuja todo lo que está debajo. No hay hurmiento más seminal que la primavera.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook