Economía

El Gobierno reclama la devolución de las prestaciones Covid a decenas de autónomos de Benavente

Las mutuas iniciaron en la primavera una campaña de notificaciones pidiendo la justificación de ingresos durante el cese en la pandemia

ATA califica de "barbaridad" la medida y constata el "profundo malestar" del sector

Un coche de la Policía Local patrulla en la calle Herreros durante la pandemia con la práctica totalidad de los establecimientos cerrados salvo algún supermercado.

Un coche de la Policía Local patrulla en la calle Herreros durante la pandemia con la práctica totalidad de los establecimientos cerrados salvo algún supermercado. / J. A. G.

Decenas de autónomos se enfrentan en Benavente a la reclamación de las prestaciones extraordinarias concedidas por el Gobierno durante el estado de alarma por la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19. El pequeño comercio, en prácticamente todos los sectores, se vio abocado al cierre y muchos negocios se acogieron a estas ayudas. Ahora, una mayoría de las actividades sujetas a reclamación que tributa por el sistema de módulos está viendo anuladas las prestaciones que concedió el Gobierno por el cierre impuesto por la crisis pandémica y cómo se reclama la devolución de las ayudas concedidas en su día.

Hace meses que las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social comenzaron a pedir a una cantidad numerosa de trabajadores por cuenta propia que justificaran la prestación provisional concedida durante la pandemia, prestaciones que consistían en una ayuda directa por el cese de actividad y la cancelación del pago íntegro de la cuota de autónomo durante la cuarentena y con reducciones porcentuales durante los meses siguientes a su levantamiento.

Desde la pasada primavera, y pese a que, en muchos de estos casos, según ha podido constatar este periódico, los afectados respondieron justificando las ayudas en diversas ocasiones, las mutuas comenzaron a resolver las alegaciones comunicando la resolución de devolución de las prestaciones concedidas. Además, en casos específicos, la resolución de devolución de las prestaciones han venido acompañadas también del cobro en cuentas bancarias de las cuotas de autónomo por parte de la Seguridad Social.

Dos operarios durante la desinfección del acceso a un supermercado. | J. A. G.

Dos operarios durante la desinfección del acceso a un supermercado. | J. A. G. / J. A. G.J. A. G.

Muchos de estos trabajadores por cuenta propia tendrán que desembolsar cantidades no inferiores a 2.500 y 3.000 euros, según han confirmado autónomos afectados o las gestorías que gestionaron aquellas prestaciones aprobadas entonces provisionalmente.

Es difícil conocer el número de trabajadores autónomos afectados por la reclamación de la devolución de estas prestaciones extraordinarias que tocan a todos los sectores del comercio, desde viajantes, a pequeñas tiendas o taxistas, por citar algunas actividades. A nivel nacional, la Federación de Asociación de Trabajadores Autónomos se encuentra a expensas de que las mutuas aporten este dato, pero en el caso de Benavente podrían rozar e incluso superar el centenar y en la provincia ser varios centenares los trabajadores afectados.

La posición de ATA en Castilla y León

La reclamación de las prestaciones extraordinarias concedidas a trabajadores autónomos durante la pandemia ha sido contestada severamente por la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León, que ha confirmado el "profundo malestar" causado. ATA considera fuera de lugar la reclamación cuatro años después de una pandemia que abocó al cierre inevitable o al cese de actividad a autónomos de diferentes sectores.

"Creemos que es una barbaridad que cuatro años más tarde se estén reclamando este tipo de ayudas a nuestro colectivo", ha explicado la asociación en un comunicado de prensa. Según ATA, además, "la demora en las revisiones está generando muchos problemas. Hay que tener en cuenta que muchos autónomos se han jubilado en este periodo o ya no continúan con su actividad o que hay autónomos que no pueden justificar esa caída de ingresos (una de las justificaciones que las mutuas han solicitado a los beneficiarios de la prestación). ¿Cómo justifica, por ejemplo, la caída de ingresos un taxista que tributaba por módulos y no por estimación directa?", cuestiona ATA.

"Nos pidieron cerrar nuestro negocio y dejar de trabajar sin recibir ingresos y ahora, cuatro años más tarde, nos piden devolver estas ayudas que solicitamos cuando las necesitábamos. Sí, las necesitábamos", agrega la nota de prensa.

Desde ATA "ya hemos asesorado a algunos autónomos que preocupados se han puesto en contacto con nuestras sedes. Muchos de ellos con todo el derecho a cobrar esa ayuda y que no han tenido que devolverla. Otros aún están en la pelea. Seguimos esperando conocer la cifra exacta de las reclamaciones que se han realizado pero lo que es seguro es que cuatro años después no hay derecho a vivir en esta incertidumbre", concluyen.

El caso Cakarevic, la sentencia del TEDH que el Supremo aplicó en un caso similar

La reclamación de las prestaciones concedidas durante el Covid-19 ha provocado un severo malestar entre los autónomos, según han explicado algunos afectados directamente o través de sus gestores. Consideran que se vieron abocados al cierre inevitablemente, incluso en el caso de algunos negocios considerados esenciales, por falta de demanda.

La devolución ahora de aquellas ayudas y de las cuotas de autónomos ha sido "como un inesperado jarro de agua fría" por la "situación de indefensión" a la que les ha abocado la administración. Una vez que las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social han comunicado al trabajador autónomo la devolución de aquellas prestaciones solo cabe recurrir la resolución ante los tribunales.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos resolvió en 2018 a favor de una trabajadora croata al que el Gobierno de ese país le reclamó por indebidas las prestaciones por desempleo. El TEDH concluyó que "la trabajadora no contribuyó a que la decisión de reconocerle la prestación de desempleo se adoptara o aplicara indebidamente, sin que tampoco se cuestionara su buena fe" y falló contra la República de Croacia.

Aplicando la doctrina del TEDH del denominado caso Cakarevic, el Tribunal Supremo español resolvió recientemente un recurso de casación a favor de un trabajador a quien durante la pandemia se le había concedido una prestación del Servicio Público de Empleo que luego fue revocada y reclamada por el mismo organismo.

Suscríbete para seguir leyendo