El portavoz de Ciudadanos, Jesús María Saldaña, pide que se restaure la legalidad de las obras ejecutadas hace más de una década en el hospital de Benavente para el cerramiento en el lindero con terrenos de la iglesia de San Juan que vulneran la alineación impuesta por el Plan General de Ordenación Urbana y constituyen, según recordó Saldaña, una infracción urbanística muy grave amparada por licencias urbanísticas municipales, de obra y de primera ocupación con informes técnicos no desfavorables. Obras que se remontan al año 2011 en que gobernaba en Benavente el Partido Popular.

En su argumentación, Saldaña sale al paso de las críticas del alcalde de Benavente, Luciano Huerga, a su denuncia por esta infracción urbanística durante la visita de la delegada territorial puesto que “llega a decir que podría afectar a los servicios del hospital y me tacha de irresponsable. Descalifica al señor que le está poniendo en conocimiento la infracción urbanística, y de la que ni los propios técnicos se habían dado cuenta sorprendentemente, cuando es bueno para todos. Es de las pocas edificaciones que siempre hemos pensado que hay que dejar frente a la iglesia”.

Explica Saldaña que la restauración de la legalidad “no va a suponer la alteración de servicios sanitarios en el hospital como pretende hacer creer el alcalde”, sino que las obras afectarían al cerramiento del terreno y la actuación llevaría a “iniciar una calle que en su día, puede dar lugar, previa negociaciones con el Obispado, a conseguir un espacio público que permita rodear y visitar la iglesia de San Juan, potenciándola no solo para los benaventanos, sino también para el turismo. Es de las pocas edificaciones de valor que tenemos. Siempre he pensado que había que dejar exenta a la iglesia”.

Saldaña ha sido crítico también con el equipo de Gobierno por la “tardanza” en dar respuesta a su denuncia, año y medio, puntualizó, desde que se puso en conocimiento la infracción urbanística encontrada.