Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Alcaldes del Tera y Vidriales claman contra el cierre de farmacias en guardia nocturna

“Nos siguen vaciando de servicios”, afirman “esto es un agravio para esta zona, algunos pueblos están a 50 kilómetros de Benavente”

Centro de Salud de Villageriz. | E. P.

“Nos quitan los pocos servicios que tenemos”, “ya ni farmacias de guardia por la noche”, “hay mucha gente mayor, da igual que el pueblo sea grande o pequeño, y a ver cómo hacen para desplazarse”, “nos están dando la estocada de muerte, ¿quién va a querer quedarse en el pueblo?”. Estas son solo algunas de las reflexiones realizadas por los alcaldes y vecinos de los pueblos de la zona básica de salud del Tera y de Vidriales, en la provincia de Zamora, que a partir del 1 de enero se quedarán sin el servicio de guardia nocturno de las farmacias.

Manuel Clerigué es alcalde de Santibáñez de Tera, una localidad donde sí hay farmacia. Él hace hincapié en que “no importa que el pueblo sea más grande o más pequeño, nadie puede estar contento con esta noticia. El servicio nocturno de farmacia de guardia es un bien común de todo el área de salud y esta decisión, si finalmente se lleva a cabo, va a suponer un retroceso para todos estos pueblos”.

En estos pueblos afectados por esta supresión del servicio que les han hecho llegar por medios oficiosos, la gran mayoría de los vecinos es gente mayor con grandes dificultades para desplazarse en coche. Siempre dependen de un familiar, un amigo o, en definitiva, un vecino. Prolongar el recorrido por carretera y de noche no parece una medida que satisfaga a la población de esta zona rural que se ve agraviada respecto al resto de las zonas de salud de esta provincia.

“Siempre nos toca a los mismos. No sabemos muy bien cuál es el motivo, argumentan que es cosa de la normativa, de la letra pequeña. Dicen que es por población, pero supongo que otras zonas de salud de la provincia no tienen más población de la que tenemos aquí. Esto es un agravio con nosotros”, explicó el alcalde de Micereces, Carlos Martín.

No tienen previsto quedarse con los brazos cruzados. “Si no nos dan el servicio nocturno, lo que va a ocurrir es que cuando sean las doce del mediodía quizás decidamos ir a comprar los medicamentos a otro sitio también”, señaló uno de los munícipes.

Los más agraviados por la decisión de cerrar este servicio son los pueblos más distantes del centro de salud. “Pero al final nos afecta a todos, es un servicio más que nos quitan a los pueblos de esta zona”, añade otro de los afectados.

Hay ayuntamientos que se han enterado por la prensa de esta decisión que, explican es unilateral del Colegio de Farmacéuticos con quien esperan poder sentarse a hablar.

El alcalde de San Pedro de Ceque, Jesús Fuentes asegura que “esto es ya algo que clama al cielo. Si nos quitan los pocos servicios que tenemos, no podemos estar contentos”. En su caso, no quiere dejar de lado las dificultades que tiene para los vecinos de esta zona ponerse en carretera de noche. “Se nos junta todo. Porque hoy por hoy ya te lo piensas cuando tienes que recorrer estar carreteras de noche, lo raro es que no te salte a la calzada fauna silvestre”. Hoy en día “cojo el coche y voy precavido mirando para ambos lados, porque te dejas la vida en estas carreteras y eso no lo ven los de arriba”.

Señalan los vecinos que la farmacia “es un servicio público imprescindible. Los pueblos vamos a morir. Estamos sentenciados a muerte, ni la administración ni nosotros mismos hacemos nada para que esto cambie”.

Desde pueblos como San Pedro de Ceque la farmacia de guardia con servicio nocturno más cercano sería la de Benavente a una distancia de 40 kilómetros, pero hay pueblos todavía con más recorrido por hacer, solo e ida. “La gente ni se ha enterado, se darán cuenta cuando vean que el servicio de urgencias nocturno no está”.

También el alcalde de Camarzana de Tera, Jaime Panizo, ha lamentado que esta supresión del servicio se lleve adelante. “Vamos todos a una, los perjudicados somos todos, estamos todos los días hablando de la España Vaciada y cada vez nos la vacían más”. Cree Panizo que “hay que buscar un equilibrio entre la rentabilidad, si es ese el motivo de esta supresión del cierre, y el servicio público”.

Normativa

Atendiendo a la normativa (ORDEN SAN/744/2015, de 7 de septiembre, por la que se determina la atención farmacéutica continuada de las oficinas de farmacia de la Comunidad Autónoma de Castilla y León) corresponde al Director General competente en materia de Ordenación Farmacéutica, previo informe de los Jefes de los Servicios Territoriales de Sanidad a propuesta del Colegio Oficial de Farmacéuticos correspondiente, autorizar el horario mínimo oficial de los servicios de guardia de las farmacias.

Recoge la normativa que “excepcionalmente en aquellas Zonas o municipios que por sus características propias así lo aconsejen, previa resolución motivada del Director General competente en materia de Ordenación Farmacéutica, podrán incluirse en los turnos del servicio de urgencia, oficinas de farmacia de otra Zona Básica de Salud, cuya distancia al Centro Sanitario público que disponga de servicio de urgencias no sea superior a 20 minutos, para el servicio de urgencia diurno y 30 minutos para el servicio de urgencia nocturno, utilizando medios de transporte habituales”.

Compartir el artículo

stats