Jueves festivo y en Benavente no hay mercados. Es la jornada habitual para celebrar este tipo de eventos pero desde hace años se traslada a la jornada antes. En la zona de la Cañada de la Vizana, donde habitualmente se sitúan los puestos de ropa y calzado, se dispusieron ayer algo más de un centenar de vendedores y no faltaron los visitantes. Aún así el sentir de muchos de ellos es que “ha sido una oportunidad perdida” no dejar el mercado para la jornada festiva del jueves. Esta iniciativa ya se ha planteado anteriormente a los vendedores de los mercados de los jueves con el fin de que se aproveche la jornada festiva pero hasta ahora es algo que no ha cuajado.

El mercado de las verduras, en la Plaza Mayor. | E. P.

José Rosillo, el presidente de la asociación de vendedores de la zona de La Cañada, la Asociación Caminando hacia el Futuro, explicaba ayer que la intención es abordar este asunto con el Ayuntamiento. “Lo cierto es que en esta ocasión si nos plantearon si queríamos mantener el mercadillo el jueves y optamos por no hacerlo, pero hemos tenido mercado el martes festivo en Zamora y fue un éxito rotundo”, explicó.

Variaspersonas curiosean en los puestos. | E. P.

Este comerciante explica que lo habitual de las personas que participan en la venta de productos textiles en el mercado de la Cañada de la Vizana es que “vivimos el día a día, dejar de salir un día de la semana para nosotros es dejar de ingresar dinero ese día, es también por lo que nos lo planteamos”.

Algunos de los puestos del mercado de verduras. | E. P.

La pandemia les golpeó fuerte porque “fueron muchos días y meses sin poder salir a vender, y cuando lo hicimos no era en condiciones normales. Ha costado que la gente volviera a venir al mercado. Pero es que además ha venido la crisis y todo se nota. A veces estamos asfixiados”, asegura.

Vendedores y visitantes del mercadillo de la ropa. | E. P.

Vendedores de este mercado son hasta 260 aunque lo habitual es que cada jueves se instalen unos 130 puestos a lo largo de la Cañada de la Vizana. Además de los vendedores de Benavente, llega gente de Medina, de Zamora, Astorga o León según explican. Mientras que los de Benavente es habitual que participen en los mercados que se celebran en la provincia de León.

Tras la pandemia muchos de los que optaron por buscarse otro trabajo profesional han optado por quedarse en él. “Nosotros lo que queremos es que nuestros hijos tengan un trabajo con un sueldo al mes, para vivir mejor”, señala Rosillo. “Muchos optaron por buscar trabajo en la paquetería y no han vuelto a la venta ambulante, allí se quedaron, porque es el modo de garantizarse un sueldo fijo al mes. En el mercado, depende de cómo se den las ventas”, señala.

Desde la Concejalía de Ferias, la edil del área, Sandra Otero, explica que la intención es retomar el contacto con esta asociación, así como con los vendedores del mercado de frutas y verduras que se sitúa cada jueves en la Plaza Mayor y Plaza del Grano, con el fin de intentar buscar mejoras en la celebración de estos mercados. “Vamos a retomar este tema si ellos quieren abordarlo. Nosotros estamos abiertos a escuchar a la gente, y después ver en qué se puede mejorar”.

Uno de los temas que se tendría que valorar es el modo de realizar la limpieza de las zonas donde se instalan los puestos los días festivos. “Alguna vez lo hemos hecho en jueves festivo pero nos responsabilizamos de la limpieza de las calles y es mucha responsabilidad. Es algo que tendremos que abordar de qué modo se puede afrontar”, explicó Rosillo.

El jueves en que se celebró el mercado siendo festivo fue en el mes de agosto de 2019. Por aquel entonces, tanto hosteleros como algunos comerciantes de la zona centro pidieron que no se trasladara el mercado a un día festivo, puesto que favorece la asistencia de gente a sus negocios.

En el mercado de las verduras ayer no estaban todos los puestos ya que algunos de los vendedores celebran mercado en otros lugares.