Izquierda Unida de Benavente concurrirá a las próximas elecciones municipales de mayo en solitario y con sus siglas siguiendo así el mandato de los afiliados que en referéndum interno celebrado por la Asamblea Local han votado por esta opción de forma ampliamente mayoritaria.

IU ha acordado también estar únicamente dispuesta a pactos “después de las elecciones, con el objetivo de articular una mayoría de izquierda para gobernar socialmente Benavente”.

La formación considera que sigue siendo determinante para conformar un posible gobierno municipal, “y nos mantenemos en la línea de forjar un gobierno social y mayoritario de la izquierda”, extremo que considera “imprescindible, con la oposición tan desleal de los últimos años”.

Otra forma de gobernar

Izquierda Unida, actualmente con un concejal en el Gobierno de coalición municipal, el balance de estos años de cogobierno con el PSOE ha sido positivo. “Se ha propiciado otra forma de gobernar, desde la responsabilidad y primando el interés general por encima de los intereses de particulares”, ha explicado su secretario general, Manuel Burón.

“Hemos demostrado claramente ante los que nos tachaban de radicales que se ha gobernado y se ha hecho una gestión municipal con tranquilidad y sentido común, y sin haber protagonizado escándalo alguno o errores de bulto como los habidos en mandatos municipales anteriores. Se ha mejorado la transparencia y se han abierto las puertas a la legalidad en el acceso al empleo público y a la participación ciudadana en los presupuestos”.

No obstante, aunque en el cogobierno con el PSOE han primado las coincidencias programáticas, “IU seguirá manteniendo su programa y proyecto político para Benavente”, ha precisado.

Tras 16 años con representación municipal y los últimos siete en el Gobierno, IU afirma que “se puede haber hecho más o menos, pero no hemos endeudado al Ayuntamiento ni despilfarrado el dinero de los benaventanos. Hemos hecho más con menos, sin subir los impuestos, aumentando las ayudas sociales, obteniendo superávit municipal y rebajando la deuda heredada”.

Diálogo y contención de la derecha

Por ello, sostiene que hay que poner en valor al equipo de gobierno de coalición PSOE-IU “que ha gobernado con trabajo, honradez, honestidad, sentido común y diálogo, escaso en los tiempos actuales. Con total lealtad y sin fisuras. En los últimos 30 años, hemos sido el único equipo de Gobierno que podemos presumir de esto, algo de lo que los precedentes, de cualquier signo político y monocolores, carecieron”.

A seis meses de las elecciones IU apela a 35 años de experiencia, conocimiento y diálogo colectivo y se presenta como el muro de contención de la derecha “para seguir propiciando un gobierno progresista” y “con las garantías que da nla honradez, la honestidad, el trabajo, y la capacidad de diálogo”.