El despliegue de fibra óptica, que se está realizando de forma escalonada por toda la comarca, se ha completado esta semana en Santa Colomba de las Carabias, pedáneo de San Cristóbal de Entreviñas, y en la pequeña población de San Miguel. Esta última localidad cuenta con 18 habitantes.

En Benavente está previsto que el proyecto se presente en las próximas semanas, se usen las canalizaciones municipales, y se inicie el despliegue a lo largo de 2023. A finales de año se estima la conexión de 8.000 usuarios.