Kiosko

La Opinión de Zamora

La Junta inyecta 630.000 euros para sustituir las tuberías del Benavente II

El ICE financia con fondos europeos un tercio de este proyecto de 1,8 millones que dejará fuera de servicio la red de fibrocemento del CTLB

La intervención afectará al entramado de abastecimiento y saneamiento del Benavente II, en el CTLB. J. A. G.

El Instituto de la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE) ha aprobado una subvención de 630.000 euros para la renovación de las redes de abastecimiento, saneamiento y pavimentación del Benavente II, en el corazón del Centro de Transportes y Logística.

El ICE financia con fondos europeos el 30% de este proyecto cuyo coste asciende a 1,8 millones de euros, y cuyo montante principal aportará el Ayuntamiento de Benavente.

Los fondos concedidos se enmarcan en las subvenciones destinadas a financiar gastos de inversión en suelo industrial dirigidas a los Ayuntamientos de la región.

La zona será pavimentada tras la sustitución de las redes. | J. A. G.

Las redes de abastecimiento y saneamiento del Centro de Transportes de Benavente, están constituida por tuberías de fibrocemento con una antigüedad media de entre 30 y 50 años. La vida útil del fibrocemento está estimada en 40 años, y en el caso del CTLB las conducciones de este material están próximas o ya han sobrepasado su vida útil.

La obsolescencia de ambas redes se ha puesto de manifiesto debido a “las numerosas averías que se han registrado en los últimos años, lo que ha generado y genera interrupciones del servicio a los usuarios, molestias e interrupciones en la propia actividad del polígono, y por tanto pérdidas económicas y un claro perjuicio al medio ambiente”, según recoge el proyecto.

Roturas y Fugas

El área de actuación del proyecto comprende las calles Panamá, Paraguay, Uruguay, Brasil y Simón Bolívar y Avenida de las Américas. Las conducciones de fibrocemento actuales, con un diámetro de 100 milímetros, serán sustituidas por otras de polietileno del mismo grosor. Hasta la fecha se han constatado roturas, y fugas en los puntos de unión, así como problemas en la práctica mayoría de las válvulas de cierre.

Al tratase de una zona muy consolidada y con gran cantidad de servicios soterrados, el proyecto plantea la sustitución y mallado de las conducciones de fibrocemento existentes, manteniendo un trazado paralelo al actual.

La red de distribución de agua potable discurrirá por la acera perimetral de las diferentes parcelas conformando una red mallada, aunque los trazados previstos de las conducciones podrían verse condicionados por la existencia de otras instalaciones como son las de gas, telecomunicaciones, electricidad, red de saneamiento y pluviales. Así lo contempla el proyecto.

El mantenimiento de la actividad en los muelles de carga y descarga de las naves afectadas por las obras —está previsto que comiencen en 2023 y que se duren nueve meses—, ha motivado la dotación de una partida para la colocación de chapones de gran superficie y espesor, que permitan el tránsito de los camiones por encima de los trazados en ejecución (zanjas abiertas, hormigonadas y otras), lo que obliga a realizar una planificación “con un alto grado de detalle”.

Compartir el artículo

stats