Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Benavente: Confederación prevé sucesos extremos de inundaciones y sequías en la comarca

El mapa de peligrosidad basado en los modelos de cambio climático la describe como una zona de alto riesgo en la cuenca

Las últimas inundaciones en Benavente se produjeron en 2019. El desbordamiento del Esla y el Órbigo rodeó la ciudad por el norte y por el sur. J. A. G.

Los modelos de cambio climático prevén sucesos extremos de inundaciones y sequías en la cuenca del Duero que también tendrán impacto en la comarca de Benavente. Así lo señala la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) en la respuesta a las alegaciones presentadas por vecinos de Santa Croya de Tera que se oponen al traslado de la mota, la defensa próxima al río Tera en el término municipal, para ampliar la superficie de inundación y laminar las futuras avenidas.

La CHD recuerda en estas alegaciones que en base a las estimaciones de los modelos de cambio climático se desarrolló en 2016 el Plan de Gestión del Riesgo de Inundación, que se aprobó junto al Plan Hidrológico.

Mapa de peligrosidad en la cuenca del Duero. El área con mayor marca en rojo se corresponde con Benavente-Esla-Órbigo C.H.D.

El primero incorpora medidas de carácter preventivo aplicables a las Áreas con riesgo potencial significativo de inundación (ARPSI), 26 en total con211 subtramos, y entre las que se encuentran Tera-Almucera y Benavente-Esla-Órbigo.

Según los modelos de cambio climático en el subtramo Benavente-Esla-Órbigo, las tasas de precipitación máxima diaria anual cambiarán con un incremento de entre un 10 y un 20% en los periodos de retorno de avenidas de 100 y 500 años. El periodo de impacto de este incremento se sitúa entre los años 2041 y 2070.

Alto riesgo de inundación

Si bien las zonas que presentan un grado de influencia del cambio climático más significativo corresponden a las subcuenca con origen el Sistema Central y así como en las principales subcuencas drenantes de los ríos Esla, Arlazón, Riaza y Tormes, los efectos se dejarán también sentir en Benavente.

En febrero de este año, la CHD hizo públicos los mapas de peligrosidad, que en el caso de Benavente colocan la zona entre una de las de más alto riesgo de la cuenca del Duero para el retorno de la avenida de los 500 años. La zona afectada incluye los términos municipales de Morales del Rey, Villabrázaro, Manganeses de la Polvorosa, Santa Cristina de la Polvorosa, Benavente, Villanueva de Azoague, y Santa Colomba de las Monjas.

En la revisión de las medidas para las Áreas con riesgo potencial significativo de inundación se cifra el área de riesgo en una extensión de 66.54 kilómetros.

De acuerdo con el segundo ciclo de la revisión de las medidas incluidas en el Plan de Gestión del Riesgo de Inundación, la Confederación Hidrográfica del Duero contempla para el área Benavente-Esla-Órbigo —cuya naturaleza está muy modificada y hoy por hoy presenta un estado peor que bueno— que en el año 2027 se alcance un buen potencial ecológico y un buen estado químico. En el caso de la zona de la comarca afectada por el Eria, el objetivo en ese año horizonte es que su estado sea bueno (en la actualidad su estado es peor que bueno, aunque su naturaleza no ha sido modificada).

Los mismos objetivos persigue la Confederación Hidrográfica del Duero para el área Tera-Almucera en todos sus subtramos cuyo estado también es peor que bueno actualmente. En 2027 se pretende que tenga con las medidas previstas un buen potencial ecológico y un buen estado químico.

Compartir el artículo

stats