Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Astures y romanos vuelven a Santibáñez de Vidriales

Gran afluencia de gente al mercado artesanal de la localidad de Vidriale, que ofrece visitas teatralizadas al Centro de Interpretación

Gran ambientación en el mercado de Santibáñez con la música de Fole Feroz. | E. P.

Santibáñez de Vidriales ha revivido hoy el Mercado Astur-Romano que logró ambientar el pueblo con expositores de artesanía y atuendos de siglos atrás y música tradicional. Las visitas se sucedieron a lo largo de la jornada y durante la celebración del mercado hubo varias actividades de interés para niños y mayores que hicieron más entretenido el paseo por este enclave.

Uno de los puestos con coronas de laurel. | E. P.

Las visitas teatralizadas por el centro de interpretación de los campamentos romanos, ubicado junto al ayuntamiento, hicieron pasar un buen rato a los participantes de la mano de Lucius Versenus Aper que logró interactuar con los asistentes durante más de una hora en cada ocasión.

Un par de romanos,entre los puestos del mercado. | E. P.

El cuentacuentos a cargo de Marco Terencio Varrón, el taller de tatuajes astures y romanos o la ofrenda realizada por Livia Drusilia, tercera mujer del emperador Augusto, a los dioses mantuvieron la expectación durante toda la jornada.

Bolsas pintadas a mano y productos artesanales tallados en madera. | E. P.

La música de Fole Feroz recorrió el mercado y también hubo ocasión de conocer a las aves rapaces y disfrutar de una exhibición de vuelo.

Visita al Centro de Interpretación. | E. P.

En el recorrido por el mercado de este año se han podido ver los “Botijos de luz” pintados un día antes por los niños de la localidad en un taller organizado con el fin de recaudar fondos para la ONG Stop Ceguera y apoyar sus proyectos. También había piezas talladas en madera, dulces y productos de repostería elaborados con harinas especiales o diferentes productos garrapiñados, complementos de piel y pendientes y colgantes realizados en acero, bolsas para la compra para todos los gustos, juegos, pulseras de hilos o tiestos y marcapáginas pintados a mano. Algunos vecinos colaboraron con atuendos acordes a la temática.

Uno de los puestos, con avese rapaces. | E. P.

Probando la pesada indumentaria del ejército romano. | E. P.

Compartir el artículo

stats