Kiosko

La Opinión de Zamora

Camarzana de Tera: Gigantes, cabezudos y mucho humor

La asociación Amigos de los Gigantes y Cabezudos retoma su actividad y los pasacalles “con muchas ganas”, en el encuentro de 300 participantes

Gran animación en las calles de Camarzana, durante el pasacalles de Gigantes y Cabezudos. | E. P.

11

XII Encuentro de Gigantes y Cabezudos en Camarzana de Tera Eva Ponte

Camarzana de Tera ha revivido este fin de semana un encuentro muy especial, el de Gigantes y Cabezudos que suma ya doce ediciones y que la pandemia obligó a suspender dos años seguidos. La iniciativa parte de la asociación cultural Amigos de los Gigantes y Cabezudos de Camarzana de Tera que ha logrado reunir en el pueblo a 300 participantes en el desfile organizado por las calles del pueblo. Esta asociación, creada en el año 2005, ha logrado en estos años impulsar una tradición que se remonta en este pueblo al pasacalles matutino de las fiestas patronales, a finales de los años sesenta.

Gigantes de Camarzana de Tera. | E. P.

Este año el encuentro ha contado con la participación de la agrupación local y también las zamoranas Tradymupo, la de Mombuey y Corrales del Vino y Villaralbo, la asociación de Salamanca, la burgalesa de Aranda de Duero y la de Santa María del Páramo en León, además de Os Trovadores, de Portugal.

Vecinos y visitantes han vivido una jornada de encuentro, diversión, música, bailes tradicionales y mucho sentido del humor. No han faltado las risas de los niños al paso de algunos de los cabezudos, y tampoco algún que otro llanto. Han vuelto el convite a pastas y el de diferentes licores.

Participantes de Portugal, durante el desfile. | E. P.

La asociación de Camarzana, como bien explica su presidente, Herminio Rodríguez, empezó a funcionar en 2006. “Teníamos gigantes del Ayuntamiento, las dos gigantillas que llamamos El Niño y La Niña. Y tres cabezudos de adulto, la Ratita, el Payaso y el Mago. Y a partir de ahí empezamos a movernos. Hicimos una pareja de reyes (La Reina es uno de los de mayor envergadura de 3,5 metros y 40 kilos), después otra pareja de cabezudos y otra pareja de campesinos. En total contamos ahora con diez cabezudos infantiles, otros seis de adulto y seis gigantes”, explica.

Uno de los cabezudos del encuentro dirigiéndose a un niño pequeño. | E. P.

Ha quitado importancia al calor a la hora de llevar las estructuras y hace hincapié en la importancia de mantener el equilibrio. Ahora ya se preparan para próximos encuentros previstos en Salamanca, Alba de Tormes y Villaralbo.

Compartir el artículo

stats