Kiosko

La Opinión de Zamora

Santa Croya de Tera denuncia el retraso en la conexión a la red de fibra óptica

La instalación del cableado lleva hecha más de diez meses, pero aún falta el enlace con la central, ubicada en Camarzana

Un vecino de Santa Croya, junto a la instalación de fibra óptica. | C. G. R.

La fibra óptica, desde su aparición y asentamiento como uno de los grandes avances de los últimos tiempos en lo que a conexión a Internet se refiere, se ha configurado también como uno de los grandes anhelos de las zonas rurales de la provincia de Zamora. Poco a poco ha ido introduciéndose en varias comarcas, entre ellas, la de Los Valles; sin embargo, no ha sido un avance uniforme ni regular.

Además de que hay pueblos que recibieron la conexión a la red de fibra óptica mucho más tarde que otros, todavía hay algunos que ni siquiera gozan de tal conexión y se mantienen con una conexión de Adsl deficiente, sufriendo cortes con regularidad y con una velocidad que, lejos de ser aceptable, imposibilita a muchos para realizar gestiones o teletrabajar con normalidad.

Es el caso de Santa Croya de Tera. Esta localidad, pese a tener la instalación y el cableado finalizados desde finales del pasado verano, aún no hay una conexión de fibra óptica funcional. “Terminaron de poner los cables en agosto del año pasado, pero todavía no funciona, y sí lo hace en otros pueblos”, denuncia un joven vecino del pueblo cuyo teletrabajo se ve en ocasiones perturbado por las deficiencias en la conexión a Internet. “Yo mismo he estado llamando y resulta que la empresa responsable dio por terminado su trabajo, cuando aún faltaba conectar Santa Croya, aunque desde la empresa lo negaran”, afirma este joven vecino.

“El cableado ya lo han pasado hasta Santa Marta, pero falta la conexión con la central de Camarzana”, explica el alcalde. “Otros ya tienen conexión, pero nosotros nos hemos quedado aquí, en el medio”, manifiesta. “Solo es llegar y engancharlo, pero claro, hay que hacerlo”, asegura y añade que la población de este pueblo se siente ignorada y olvidada por la empresa.

El alcalde de la localidad, Juan José Arenas, explica que se produjo un retraso en el enganche con la localidad vecina, Santa Marta de Tera, y que es desde allí desde donde se conectaría a la central situada en Camarzana de Tera. “Melgar y Pumarejo van directamente conectados con Camarzana, pero nosotros tenemos que ir por Santa Marta”, comenta Arenas.

Lo que la población de Santa Croya reclama es una conexión completamente funcional y que se trate de igual manera a su localidad que al resto, que ya disfrutan de la conexión de fibra óptica. La desconexión de los pueblos era y es un problema real, y la fibra óptica supone una solución, por lo que su implantación se hace imperativa para que no llegue una desconexión total y, finalmente, se produzca un aislamiento total en todo lo que se refiere a un acceso aceptable a Internet.

Los plazos iniciales contemplaban el servicio desde diciembre

“Nosotros teníamos que estar enganchados a la red desde diciembre del año pasado”, denuncia Juan José Arenas, alcalde de la localidad. Además, tras varios intentos de contactos con la empresa responsable, han recibido la información de que aún quedan aproximadamente dos meses para poder disfrutar de la conexión a fibra óptica, pese a tener toda la instalación lista desde hace más de diez meses.

Compartir el artículo

stats