Kiosko

La Opinión de Zamora

Urbanismo

Los vecinos del Villalar no recurrirán: “el edificio está dentro de la legalidad”

Piden que se levante la suspensión del expediente de responsabilidad patrimonial “para paliar los daños producidos por las obras de 2013”

El edificio Villalar. Los vecinos no recurrirán en casación la sentencia del Tribunal Superior de Justicia. J. A. G.

Los vecinos del edificio Villalar no recurrirán la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y así se lo han comunicado a la instancia judicial y al Ayuntamiento, al que pide el levantamiento de la suspensión del expediente de responsabilidad patrimonial.

La comunicación se produce casi un mes después de que el Gobierno local les ofreciera esta posibilidad de forma inmediata si cada vecino confirmaba que no recurriría en casación la resolución del TSJCyL.

Ahora, los vecinos han acordado no recurrir “en la medida que el fallo judicial hace un reconocimiento expreso de que la situación jurídica del edificio es de legalidad, cuenta con licencia y es firme”. “El recurso —añaden— quedaría vacío de contenido, por lo que no procede”.

Edificio Villalar visto desde la calle del mismo nombre. J. A. G.

El escrito informa de que los propietarios “siempre han estado abiertos a alcanzar un acuerdo amistoso con el Ayuntamiento, porque siempre hemos considerado que resulta el mejor y más económico medio para todas las partes de resolver los litigios”, señala.

En septiembre de 2021, sin embargo, en pleno proceso de negociación del acuerdo de mediación intrajudicial, pidieron al Ayuntamiento el levantamiento de la suspensión del expediente de responsabilidad patrimonial mientras los mediadores, el propio Ayuntamiento, y el demandante, esperaban su pronunciamiento sobre el acuerdo. No se produjo hasta el día 13.

Indemnizaciones solicitadas y rechazadas en la sentencia

Aunque los vecinos habían aceptado la mediación no se avinieron al acuerdo y no lo firmaron. Por contra, lo recurrieron judicialmente y en noviembre volvieron a pedir el levantamiento de la suspensión mientras el TSJ seguía estudiando su recurso.

La reclamación de indemnizaciones fue de 1,9 millones de euros en números redondos. En el caso de que el edificio quedara fuera de ordenación reclamaban 1,14 millones más 60.000 euros de daños morales por cada vecino, esto es 660.000 euros.

Las nuevas peticiones

La sentencia del TSJCyL, rechazó de forma contundente estas peticiones y el recurso, validando el acuerdo de mediación intrajudicial. La Sala impuso las costas a los vecinos, que solo en la parte que afecta a los letrados del Ayuntamiento y del demandante suman unos 40.000 euros, esto es, sin contar las costas de su abogada y su perito.

En la comunicación en la que anuncian que no recurrirán la sentencia piden al Ayuntamiento una reunión en el menor tiempo posible “a fin de poderles exponer nuestras pretensiones de una manera personal y directa, que no son otras que las de paliar los daños producidos en el inmueble por los efectos de las obras que se acometieron en 2013 en zonas comunes del edificio por parte de este Ayuntamiento que pudieran haberse evitado de haberse declarado la legalidad del mismo”.

Realizan esta petición “sin perjuicio de los daños morales y económicos a los vecinos” y “los daños derivados del demérito a la propiedad” al haberse anotado en el Registro como edificio fuera de ordenación.

Compartir el artículo

stats