El Punto Violeta de Benavente, instalado en la plaza de Santa María, registró el martes por la noche un único incidente sexista en una pareja que pareció resolverse posteriormente, según informaron fuentes de la organización.

La organización ha tomado nota del incidente, del que tuvo conocimiento por la colaboración de peñistas que observaron una discusión en un bar del centro de la ciudad y movilizaron a los voluntarios.

La treintena de colaboradores que están participando desde el comienzo de las fiestas en el punto violeta han intervenido también en otros incidentes no sexistas: mediaron en una pelea y colaboraron en un caso de atención sanitaria, además de informar “a numerosos jóvenes” que se han acercado a la carpa desde el lunes.