Kiosko

La Opinión de Zamora

Fiestas del Toro Enmaromado 2022

Así ha transcurrido el primer encierro de novillos en Benavente

Las sueltas de novillos de Toropasión y Pereira Lupi, rápidos, limpios, sin heridos y bajo una tormenta eléctrica torrencial en la segunda tanda

La primera suelta del encierro de novillos. Un joven observa pasar a los astados sentado en un batiente sin inmutarse. J. A. G.

Vaquillas, una vaca de la sangría y el primero de los dos encierros programados por la Concejalía de Fiestas, marcaron ayer el cuarto día se las fiestas del Toro desde las siete de la tarde.

Los encierros, con ocho novillos de Toropasión y Juan Manuel Pereira Lupi, fueron rápidos e hicieron carreras limpias. No hubo ningún herido por asta, aunque sí alguna torcedura durante las carreras.

Aunque las previsiones meteorológicas apuntaban un 10% de posibilidad de precipitaciones, un cielo cada vez más encapotado terminó descerrajando sobre Benavente una tormenta eléctrica torrencial justo cuando los utreros de Pereira Lupi saltaban a la calle.

Encierros en seco y pasados por agua

La primera suelta de novillos, sin agua de por medio, había sido rápida, la segunda lo fue más por efecto de la lluvia, que obligó a guarecerse a gran parte del público que estaba pendiente del encierro en los vallados del recorrido.

Antes, en la calle Sancti Spíritus, la peña No Te Embales (NTE), soltó la XV Vaca de la Sangría. No fue sin embargo la anunciada “Jiraldota” sufrió un percance y tuvo que ser sustituida.

La segunda suelta de novillos se produjo bajo un fuerte aguacero con aparato eléctrico. J. A. G.

NTE difundió una nota de prensa agradeciendo “la gestión del Ayuntamiento de Benavente y de la empresa Hermanos Bragado”, que sustituyó la vaca fallida por otra de Fuentespreadas.

A primera hora de la tarde, los más jóvenes pudieron correr cuatro añojos por un tramo acotado y mucho más corto del circuito urbano.

Vista de la calle Ronda Rancha durante la suelta de vaquillas. M. R.

Compartir el artículo

stats