Benavente: San Damián pide “confianza” en los médicos de familia para la atención de los niños

Las madres afectadas por la falta de pediatras en Benavente temen la llegada del verano y la falta de refuerzo para el especialista titular

Familias presentando las firmas recabadas para pedir que se cubran las plazas de pediatría en Benavente. | E. P.

Familias presentando las firmas recabadas para pedir que se cubran las plazas de pediatría en Benavente. | E. P. / E. Ponte

E. Ponte

Tal y como habían anunciado las familias afectadas por la falta de pediatras en Benavente presentaron 2.091 firmas ante las Cortes de Castilla y León, a la Consejería de Sanidad y a la Gerencia de Salud Pública de la provincia de Zamora, a las que habría que sumar, según explicaron un millón de firmas más con carácter virtual que han llegado a recopilar a través de la plataforma Change.org. Con estas firmas respaldan su reivindicación de que se cubran las tres plazas de pediatría y lo hacen a las puertas del verano en que temen que los dos pediatras que de modo esporádico acuden de apoyo a la pediatra titular del puesto dejen de hacerlo.

En esta misma jornada la delegada territorial de la Junta de Castilla y León, Clara San Damián, ha sido tajante en respuesta a estas demandas y aseguró en Benavente que “no es tan fácil darles una respuesta. Ni los podemos pintar los pediatras, ni inventar. No hay pediatras. He llamado a la gerente hoy mismo para ver la bolsa de empleo y no hay pediatras”.

San Damián ha pedido disculpas a los padres y madres de los niños de Benavente y comarca y también de la zona de Tierra de Campos. “Tenemos el mismo problema con los papás y mamás de la zona de Villarrín y Manganeses que tienen que llevar a los niños a Villalpando porque nos tocó llevar a la pediatra para el centro de salud de Villalpando. Yo agradezco el esfuerzo que hacen, y entiendo que es lógico que lo pidan y están en su perfecto derecho de reclamarlo”, explicó la delegada.

Pidió también “paciencia” y confianza en los médicos de Atención Primaria. “Es lógico que lo pidan pero quiero decirles a los padres que se preocupan que el médico de Atención Primaria, en una primera instancia, también les puede atender bien. No hay que menospreciar la atención que puede darles un médico de familia a un niño. No todas las patologías de los niños son para el especialista pediátrico. Les puede atender el médico de cabecera de toda la vida, porque toda la vida a nosotros nos ha atendido siempre un médico de cabecera. Y si fuera necesario le atiende directamente el pediatra”, explicó.

“Ojalá pudiéramos cubrir las bajas de pediatría. ¿Alguien de verdad puede creer que no somos los primeros interesados en cubrir esas plazas? Si no las cubrimos es porque no hay pediatras”, incidió.

Hizo hincapié, además, en que los especialistas pediátricos no eligen Zamora para ejercer su trabajo y no porque las condiciones laborales sean distintas a otros territorios “las condiciones laborales son las mismas”.

El alcalde critica la falta de “previsión” y la “desatención” de la sanidad pública

El Ayuntamiento de Benavente se suma a la reclamación de las madres de la ciudad y vuelve a reclamar a la Junta soluciones reales y planificación ante la situación de falta de cobertura de las tres plazas de pediatras.

“Desde hace año y medio la situación de falta de pediatras está provocando una situación sanitaria precaria e insostenible: retrasos y cancelaciones en las citaciones, la falta de la recomendable habitualidad y control de los niños por un pediatra especifico en lugar de por diverso personal no habitual, la disposición del personal médico de un tiempo limitado para atender a los niños, los constantes viajes de los padres con sus hijos hacía hospitales de Zamora y León para recibir atención médica hospitalaria, la marcha obligada de padres a la sanidad privada con el consiguiente gasto económico innecesario si el servicio público funcionase en condiciones, etc”, señala el alcalde, Luciano Huerga.

Añade el primer edil que “la situación actual que vivimos está provocada por la falta de previsión y desatención que tanto este servicio sanitario en particular como la sanidad pública de la comunidad en general se está viviendo durante los últimos años”.