El Himno a la Alegría, el movimiento coral y último de la Novena Sinfonía de Beethoven en la versión de Miguel Ríos, abrió ayer al mediodía el Concierto por la Paz organizado en los jardines de la Mota por la Escuela de Música Duquesa Pimentel.

“Somos muy conscientes también del delicado estado en el que se encuentra Ucrania así que hemos decidido organizar un concierto en la calle titulado “La guerra cuesta vidas; La paz es gratis”.

Con este lema "queremos apoyar a través de nuestras canciones, como siempre de manera altruista, un estado de concordia en el mundo”, proclamó la Escuela de Música en la convocatoria del evento, que se ha desarrollado junto al templete de la Mota.